•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega bautizó a su gobierno y “al pueblo de Nicaragua organizado en los Consejos del Poder Ciudadano (CPC)”, con la palabra árabe Jamahirí.a, inspirado en el término de “poder ciudadano” que desde 1977 acuñó el dirigente libio Mohammar Al Kadafi.

En sus últimos tres discursos públicos previos a la Navidad --19, 22 y 23 de diciembre--, Ortega utilizó la palabra árabe Jamahiría para avalar la creación bajo su gobierno de los CPC, estructuras de organizaciones sociales afines al gobierno, que han sido duramente cuestionadas por la oposición política del gobierno sandinista.

Ortega estaba defendiendo su proyecto político el pasado 19 de diciembre cuando por primera vez se le escuchó mencionar la palabra árabe como un concepto “lindo” de “Poder del Pueblo”, de organización.

“Linda palabra”

“Eso se llama Poder Ciudadano, eso se llama Jamahiría ¡Qué palabra más linda! Jamahiría... ¡Poder del Pueblo, Poder de los Ciudadanos!”, dijo el presidente la primera vez, para, luego, en dos discursos posteriores, bautizar su Administración como “Gobierno de Jamahiría”.

Jamahiría, según la enciclopedia electrónica Wikipedia, es una palabra árabe que acuñó desde 1977 el presidente libio Kadafi para bautizar al país como “Gran Yamahiría Árabe Libia Popular Socialista”.

El término en sí, según la citada enciclopedia, no tiene traducción exacta, pero pretende entenderse como un neologismo que indica un tipo de Estado o República donde el poder reside en las masas sociales.

“Lo dice la Constitución con toda claridad ¡y en el artículo 52 dice: Los ciudadanos tienen derecho de hacer peticiones, denunciar anomalías y hacer críticas constructivas en forma individual o colectiva a los Poderes del Estado o cualquier autoridad y de obtener una pronta resolución o respuesta y que se le comunique los resultados en los plazos que la Ley establece... eso llama Jamahiría!”, dijo Ortega el 22 de diciembre.

“Gobierno de Jamahiría”

Y un día después, mientras inauguraba la apertura de un pozo de agua potable, Ortega bautizó directamente a su gobierno como “Gobierno de Jamahiría” mientras comentaba sobre los retos del venidero 2008.

“Año también de nuevas victorias para la Unidad de los Pueblos (…) Por eso este Gobierno del Pueblo Presidente, por eso este Gobierno del Poder Ciudadano, por eso este Gobierno de la Jamahiría...”, repitió Ortega, un viejo e incondicional amigo del líder libio que alguna vez fue considerado por Estados Unidos como un promotor del terrorismo global desde su país ubicado al norte de África.

“Por eso Jamahiría, que es una palabra ¡tan bonita! es lo que mejor puede explicar lo que significan los Consejos del Poder Ciudadano, los CPC... son ¡la Gran Jamahiría de los barrios de Managua, la Gran Jamahiría de toda Nicaragua! el Poder de los Ciudadanos, el Poder del Pueblo”, exaltó el presidente.

Otro de los anuncios de Ortega y su esposa Rosario Murillo respecto de los CPC, es el nombramiento de lemas para cada año de gobierno, igual que en los años ochenta, cuando cada año era bautizado con una frase revolucionaria.

Murillo, en los mismos actos donde Ortega proclamó la Jamahiría, anunció que el próximo año 2008 será bautizado “Año del Poder Ciudadano”.