Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
La diputada del Frente Sandinista Martha Marina González denunció ante la Fiscalía a varios sujetos por el delito de amenazas de muerte contra su persona y su familia, después de que éstos asaltaran y golpearan a su hijo y lanzaran piedras hacia su casa, provocando daños materiales en la vivienda y en el automóvil que tenía estacionado en el garaje.

El grupo de unos ocho sujetos, entre ellos Kelvin Picado, Jasser Salgado, Alexander Parrales y Maycol Blandón, inicialmente golpeó y le robó el celular y el dinero que portaba Carlos Evelio Obando González, hijo de la diputada, cuando éste, en compañía de su primo y otro amigo, se dirigía hacia su casa, luego de cumplir con su trabajo de animador en un centro nocturno de Estelí.

Los jóvenes agredidos lograron refugiarse en una casa del vecindario tras escapar de la lluvia de piedras, y al escuchar los gritos de auxilio de uno de ellos, la diputada González llamó a la Policía, pero  los agentes no se presentaron.

Acto seguido, los sujetos la emprendieron a pedradas contra la vivienda de la legisladora y profirieron, según ella, las amenazas de muerte. “Te vamos a pelar viva junto con tu familia”, le habrían gritado los agresores.

Se queja de negligencia

La parlamentaria relató que mientras duraron los hechos hizo unas diez llamadas a la Policía, y el oficial de guardia superior, subcomisionado Ernesto Castro, no atendió a las peticiones de auxilio.

La delegación policial está ubicada a seis cuadras de la vivienda de la diputada, sin embargo, aseguró que hasta que sus familiares armados de palos intentaron ahuyentar a los agresores, observó  que  llegaron  dos policías a bordo de una moto, quienes únicamente tomaron las entrevistas de rigor e inspeccionaron los daños aun en presencia de los sujetos.

Pese a que los oficiales fueron testigos de las amenazas de muerte contra la diputada y su familia, ninguno de los sujetos fue detenido.