•  |
  •  |
  • END

Nicaragua debutará en la Cumbre de las Américas este viernes exponiendo los problemas que resultan del poco presupuesto asignado a la lucha contra el narcotráfico en la región y la ausencia de Cuba en la reunión.

El presidente Daniel Ortega expuso estos dos puntos como los claves durante el encuentro que sostendrá con 33 de los gobernantes de América, donde no estará el presidente cubano Raúl Castro por no ser “democráticamente electo”, según han expresado los organizadores de dicho evento.

“Nicaragua hablará de la necesidad de destinar más recursos a la lucha contra el narcotráfico y a la crisis, mientras que para algunas naciones caribeñas y Panamá la prioridad serán los asuntos comerciales con Washington”, publica el portal oficial el19digital.com.

El giro de Obama

A criterio de Ortega es prioritario hablar sobre la ausencia de Cuba en una reunión donde estarán gran parte de los gobernantes que sostienen relaciones diplomáticas con la isla, pero a pesar de que Washington había adelantado que ese tema no es primordial en su propia agenda, la última decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha cambiado las perspectivas de la Cumbre, que prometía ser especialmente polémica por las denuncias que haría el ala izquierdista del continente.

Obama anunció que permitirá los viajes de cubanos-estadounidenses a la isla y el envío de remesas, como una muestra para que el gobierno de la isla cambie algunas decisiones. Queda aún el principal problema denunciado por presidentes como Daniel Ortega y el venezolano Hugo Chávez: el embargo contra Cuba.

Nicaragua insistirá

Los ciudadanos estadounidenses seguirán sin poder viajar a Cuba y quienes tienen familiares podrán viajar sin restricciones, a pesar de que hasta ahora sólo podían viajar a la isla una vez al año, según cambios hechos en las últimas semanas en el Congreso.

Además, se eliminaron los límites impuestos al envío de remesas hacia Cuba y aquellos que viajen podrán llevar hasta US$ 3,000.

“El tema de Cuba, el embargo al que es sometida por Estados Unidos y su exclusión de los principales foros continentales prometen ser los principales ejes de la reunión de Trinidad y Tobago”, es la posición de Nicaragua en boca de los medios oficialistas.