Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Contrario a la posición de los dirigentes opositores en el sentido de que el gobierno debe despejar el fraude electoral del nueve de noviembre de 2008 para que fluya la ayuda internacional al país, la mayoría de los ciudadanos nicaragüenses considera que los países extranjeros deben mantener su apoyo financiero sin ningún tipo de condicionamientos.

Según los resultados de la encuesta realizada por la firma CID-Gallup, a febrero de 2009, un 63 por ciento de los ciudadanos mayores de 16 años cree que los donantes “deben dar con o sin” el presidente de la República Daniel Ortega; además, a ello se suma un 17 por ciento que considera que la ayuda internacional debe darse “sin ningún tipo de condiciones”.

Sólo un seis por ciento de los encuestados cree que “con Ortega los donantes no deben dar ayuda”; mientras que otro seis por ciento señala que los donantes no están obligados a dar ayuda a Nicaragua.

Tanto los embajadores de los países europeos miembros del denominado Grupo de Apoyo Presupuestario, GAP, como el embajador de Estados Unidos, Robert J. Callahan, han insistido en la necesidad de que el gobierno aclare lo relativo al fraude electoral, de lo contrario suspenderán definitivamente la asistencia a Nicaragua.

Relaciones mejorarán

Por otra parte, un poco más de la mitad (56 por ciento) de los nicaragüenses tiene la esperanza de que con el nuevo presidente norteamericano, Barack Hussein Obama, las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos mejoren.

El 26 por ciento de los encuestados considera que las relaciones entre ambos países continuarán iguales, y un cinco por ciento cree que empeorarán.

En la práctica, los temas de la ayuda y las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Nicaragua van unidos, pues la razón por la que el gobierno norteamericano suspendió temporalmente los fondos de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, fue precisamente por las cuestionadas elecciones municipales de noviembre de 2008.