•  |
  •  |
  • END

El secretario nacional de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García Bonilla, negó rotundamente que su partido tenga la intención de pagar una deuda de 18 mil dólares a la empresa Lugo Rent a Car, la cual arrastra desde las elecciones nacionales del año 2006.

García responsabilizó al entonces candidato a la Presidencia de ALN, Eduardo Montealegre Rivas, por el incumplimiento del pago de la deuda, alegando que el Consejo Supremo Electoral, CSE, reembolsó al ex aspirante presidencial 46.9 millones de córdobas en diciembre de 2006 para honrar todos los compromisos adquiridos durante la campaña.

García suministró a EL NUEVO DIARIO una copia del cheque número 0966285, emitido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el 14 de diciembre de 2006 a nombre a “Alianza Liberal Nicaragüense (ALN)”, por 46 millones 929 mil 63 córdobas con 27 centavos en concepto de reembolso para cubrir los gastos de la campaña electoral.

ALN ya había amortizado deuda

EL NUEVO DIARIO intentó obtener la versión de Montealegre, pero en la oficina del Movimiento Vamos con Eduardo-Partido Liberal Independiente, nos remitieron con la administradora Kitti Monterrey. Se hicieron las llamadas telefónicas de rigor, pero no contestó.

En una carta, fechada el 25 de marzo de 2009, y enviada al presidente de ALN, Eliseo Núñez Hernández, la firma de Abogados Berríos, Berríos y Asociados, en representación de la empresa Lugo Rent a Car, solicita la cancelación de la deuda ya que “el caso ha sido transferido a nuestro departamento de litigantes quienes tienen instrucciones precisas de proceder en la vía judicial”.

En la misiva se le recuerda a Núñez Hernández, que el “ALN, el Movimiento Vamos con Eduardo, ahora PLI, amortizó algunas cantidades y se comprometió a enfrentar esta obligación. Lo grave del caso es que toda la facturación de Lugo Rent a Car fue presentada al Consejo Supremo Electoral para su reembolso, que ya fue entregado a esa organización”.

Por lo antes expuesto, el secretario nacional de ALN, Carlos García, rechaza la idea de que el partido se haga cargo de una deuda, pues ni siquiera recibió el dinero del reembolso, porque el mismo Montealegre lo recibió en diciembre de 2006.