Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Nuevas inconformidades por la conducción política y administrativa-financiera del partido surgieron ayer en la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, lo que amenaza, incluso, la estabilidad de la bancada parlamentaria, reconocieron ayer tres diputados.

Aunque no quisieron entrar en detalles, los legisladores Carlos García Bonilla, Ramón Macías Luna y Ramiro Silva Gutiérrez, reconocieron cierto descontento con la manera en que el presidente del partido, Eliseo Núñez Hernández, está dirigiendo los destinos del partido.

García aseguró que la bancada se mantiene sólida “y con miras a crecer con próximas adquisiciones”, sin embargo, reconoció que no asistió a una reunión partidaria citada para el día lunes. Al encuentro tampoco llegaron Macías y Silva, lo que habría provocado el enojo de Núñez Hernández.

Los tres legisladores almorzaron juntos ayer en la oficina de García, en la segunda Vicepresidencia del Parlamento, y aprovecharon para abordar el tema. Pese a las discrepancias internas, los diputados se mostraron confiados en que “todo se solucionará” por el bien del partido y de la bancada.

Extraoficialmente se conoció que García, Silva y Macías pedirán a Núñez Hernández una “encerrona” de emergencia a fin de “aclarar” los puntos en los que no hay acuerdo, sobre todo en la parte administrativa y financiera.