•  |
  •  |
  • END

Edmundo Jarquín Calderón recibió con “espíritu democrático” la salida de la diputada Mónica Baltodano de la bancada del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, en el Parlamento y evitó hacer algún comentario que “contribuya a que Daniel Ortega se siente en palco alto a ver cómo se divide y fracciona la oposición”.

Jarquín negó haber apoyado a la derechista alianza Arena de El Salvador durante las elecciones presidenciales pasadas en ese país, una de las razones que argumentó Baltodano para salir de la agrupación política.

“He visitado varios países denunciando el fraude en las elecciones municipales, y los otros abusos del gobierno de Ortega. A El Salvador fui invitado por el comandante Facundo Guardado, quien fuera candidato presidencial del Frente Farabundo Martí en las elecciones pasadas”, dijo Jarquín ayer por escrito.

Baltodano expresó que “las posiciones de Mundo Jarquín como vocero del MRS sobre los asuntos electorales de El Salvador rebasaron nuestra paciencia al conocer la licencia con la que asumió su papel práctico de respaldo a Arena”.

Pero Jarquín expresó que ni se ocupará de esa afirmación porque la primera vez que la escuchó fue en los “medios del orteguismo”.

Sus consejos a Baltodano

“En particular, esperamos que siga en la Asamblea Nacional respaldando las posiciones democráticas y críticas del orteguismo”, expresó en referencia al nuevo rumbo de Baltodano, quien pidió que no la llamasen diputada independiente porque la relacionaría con “las fichas” del gobierno.

Los diputados del MRS anunciaron que pedirán a la Bancada Democrática Nicaragüense, afín a Eduardo Montealegre, que un legislador o dos se integren a la bancada MRS para no dejar de tener esta figura en la Asamblea Nacional.

Otra de las contradicciones entre Baltodano, del Movimiento por el Rescate al Sandinismo, y el MRS, fue la posición durante las elecciones municipales que tuvo públicamente la alianza.

“Cuando el Rescate llamó a votar nulo, el partido MRS y su vocero llamaron a votar por el PLC. Esta nueva contradicción política rompió los límites que definían aquella alianza: luchar contra el pacto, los pactistas y la corrupción pública. Por tanto la alianza en la práctica desapareció”, dice la diputada.

Mientras, Jarquín sostiene su posición: “Nos sentimos orgullosos de esa decisión que contribuyó a que se derrotara a Ortega y éste se viera obligado a un fraude masivo y desordenado”.

El futuro del MRS

A criterio del diputado por el MRS Víctor Hugo Tinoco, la salida de Baltodano es parte de los “vaivenes del desarrollo de la actividad política”.

“No nos consideramos Mesías ni los que vamos a salvar al mundo. Aspiramos a construir una alianza amplia, siguiendo el ejemplo de Herty (Lewites), haciendo puentes”, prosiguió Tinoco, quien no considera que el MRS haya perdido fuerza con la salida del Movimiento por el Rescate al Sandinismo de la alianza.