•  |
  •  |
  • END

Entre el presidente Daniel Ortega y su homólogo estadounidense, Barack Obama, quienes hoy se conocerán durante la V Cumbre de las Américas, podría haber “química”, considera el ex embajador en Washington, Arturo Cruz, quien lamenta que en ese país se vea a Nicaragua como una tribu emproblemada desde hace 200 años.

“Yo intuyo que cuidado y le va bien al presidente (Daniel) Ortega con (Barack) Obama, (cuidado) y hay química”, dijo Cruz durante un encuentro con empresarios ayer, en lo que fue su primera comparecencia pública desde que dejó el cargo.

A pesar de la forma como ven a Nicaragua y de la poca importancia que tiene en la región, el ex diplomático considera que la nueva administración estadounidense “va a tratar de cohabitar con Ortega”.

Según Cruz, el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Cahallan, tendrá una gran preponderancia en las relaciones bilaterales. “El embajador Cahallan va a ser mucho más importante en la formulación de políticas que (el ex embajador Paul) Trivelli”, afirmó.

Como florero

A su juicio, Estados Unidos está priorizando sus relaciones con México, a quien ve como un Estado necesitado, y con su gran socio en el continente, Brasil.

Entre esa gama de intereses está Nicaragua, que “tiene la capacidad para ponerse como florero en el momento menos oportuno”, explica.


La tribu y la cumbre
“Nuestros pleitos internos son de una tribu complicada que se ha venido peleando por 200 años, cosas que a mí me molestan, porque la verdad es que tenemos complicaciones mayores y no somos tan frívolos como la sociedad política de Pakistán”, agregó Cruz Sequeira, refiriéndose a la impresión que tienen de Nicaragua en el país del norte.

El ex diplomático considera que la Cumbre de las Américas, que hoy inicia en Puerto España y concluye el domingo, es un evento de gala y será una buena oportunidad para Barack Obama.

“Estos eventos son de gala. Al final del día ésta es una oportunidad para conocer a los jefes de Estado, una oportunidad para que Obama salude, (para) tomarse fotos y si se toman muchas fotos y no es el fiasco de Mar de Plata, para Obama será un éxito”, expresó.

A juicio de Cruz, el tema del fraude Estados Unidos está viéndolo como un problema que debe ser superado en las elecciones presidenciales de 2011. “Ése es un tema con el que van a tener que lidiar. ¿Cuál va a ser la estrategia? ¿La de 2006? ¿O una variación de la estrategia de 2006? ¿O la de 1990?”, se preguntó.

Según el ex embajador, mientras encabezó la misión nicaragüense en Estados Unidos “peleó hasta el final para que la Cuenta Reto del Milenio” no fuese terminada.