•  |
  •  |
  • END

El presidente del Movimiento Vamos con Eduardo, MVE, en Somoto, José Armando Herrera Maradiaga, denunció ante la Policía Nacional que un oficial local trató de incriminarlo de poseer drogas, enviando a un muchacho a colocar estupefacientes en su vehículo.

Herrera, médico ginecólogo, relató que el policía Santiago López Alfaro le iba a pagar 500 córdobas a un joven que iba pasando por la sede de la institución oficial, para que colocara la droga en su camioneta Hi Lux, la cual aparca en la acera de su consultorio, ubicado frente al Parque Central de Somoto, Madriz.

Herrera conoció las intenciones de este policía porque el muchacho, llamado Carlos Barrantes, a quien López Alfaro le hizo el ofrecimiento, se echó para atrás. López Alfaro llegó hasta la casa de Barrantes para insistirle que hiciera el trabajo, y como éste se negó, se lo llevó preso.

Los hechos

Sin embargo, como no había cargos penales en contra del joven, sólo lo tuvo prisionero por tres días, y cuando fue liberado decidió contar todo a un periodista local que grabó su relato.

El joven de 18 años cuenta en la grabación que el policía López Alfaro le entregó una cajita como las de fósforos, que contenía un polvo blanco y un estuche, con el tamaño y la forma de una pelota de softbol, supuestamente conteniendo otro tipo de droga.

Barrantes le dijo al policía que lo esperara, porque tenía primero que comprar las tortillas, mandado que se disponía hacer antes de ser detenido por López, y además se iba a poner unos zapatos, sin embargo, el joven nunca regresó.

Sospecha de los orteguistas

Cuando el ginecólogo fue informado de las intenciones contra él, decidió viajar hacia Managua para denunciar ese acto ante la Policía Nacional. El doctor Herrera fue atendido en Managua por un comisionado de apellido Gómez, quien prometió enviar un equipo a Somoto para hacer las investigaciones correspondientes.

El doctor Armando Herrera sospecha que detrás de todo eso está el Frente Sandinista, porque él es un férreo opositor al gobierno y además sabe que se robaron las nueve alcaldías de los municipios de Madriz.