•  |
  •  |
  • END

“Ridículo, fuera de lugar, desafortunado y carente de propuestas”, son algunos calificativos que políticos nicaragüenses utilizaron para referirse al discurso que pronunció el presidente Daniel Ortega en la V Cumbre de las Américas que se realiza en Trinidad-Tobago.

Para el analista, político y filósofo Alejandro Serrano Caldera, el discurso de Ortega no sólo fue confrontativo, sino que careció en su totalidad de propuestas concretas.

“Se evidenció una carencia total de propuestas y el enclaustramiento y la repetición de hechos del pasado”, dijo el analista.

Estimó que el gobernante nicaragüense debió partir de una consideración de estos hechos para formularse una propuesta general.

“La parte más débil del discurso fue la ausencia total de sugerencias”, expresó Serrano Caldera, quien también aseguró que fue otra oportunidad desaprovechada por Ortega.

Dijo que la ocasión pudo haber sido aprovechada para mencionar la afectación que ha ocasionado al país el cierre de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, pero que el mandatario nicaragüense tampoco lo hizo, quizá por tratarse de un tema interno que a lo mejor le podía provocar problemas por las denuncias del fraude electoral.

Una vez más perdió la brújula

Para el coordinador del Movimiento de Renovación Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín, el mandatario nicaragüense perdió otra oportunidad para lucir como un estadista, como un líder preocupado por encontrar soluciones a los problemas.

“No sale de quejarse del pasado”, manifestó Jarquín, tras afirmar que luego del discurso de Ortega hubo un enorme vacío del resto de jefes de Estado de la región.

“Me recuerda que en la cumbre de presidentes de Latinoamérica en 2008 en Brasil, ninguno de los 31 restantes jefes de gobierno se pronunció sobre la solicitud de apoyo que hizo. Se ve a un Ortega cada vez más aislado, buscando culpables y no propone soluciones”, expresó Jarquín.

Acerca de la respuesta del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que fue “una respuesta inteligente que hizo quedar en ridículo a Ortega”.

Se olvidó de Nicaragua

El diputado Eduardo Montealegre expresó, por su parte, que Ortega tiró a la basura otra oportunidad de hacer algo por Nicaragua.

“Me pareció desafortunado, fue irrespetuoso con el resto de mandatarios. No consultó con los otros presidentes de Centroamérica, es presidente del Sistema de Integración Centroamericano”, sostuvo.

Además, dijo que Ortega dedicó gran parte de su discurso a defender a Cuba, pero se olvidó del sinnúmero de problemas que atraviesa Nicaragua.

Indicó que afortunadamente el presidente Obama tuvo gran capacidad para enfocarse en el futuro. “En palabras diplomáticas le dijo que dejara de hablar del pasado y que se enfocara en hablar de la solución a los problemas”, expresó Montealegre durante una gira que realiza este fin de semana en Nueva Guinea, donde trabaja en afiliar a más liberales al Partido Liberal Independiente, PLI.

Nada nuevo

El diputado Víctor Hugo Tinoco aseguró que el discurso de Ortega no suma ni resta. “No hubo nada nuevo en el discurso de Ortega, no aporta nada. Lamentablemente, sigue enfocado en los acontecimientos del pasado”, aseveró.