•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, justificó hoy la decisión de no firmar la declaración final de la Cumbre de las Américas en que hubo diferencias insalvables. "No hubo posibilidad de superar las diferencias", añadió Ortega a la prensa tras la última de las jornadas de la quinta Cumbre de las Américas que sesionó desde el viernes en Trinidad y Tobago. Al opinar sobre el primer contacto que el presidente estadounidense tiene con sus vecinos, Ortega manifestó: Si bien "mostró disposición de ir abordando los temas, Obama es el jefe de un imperio acorralado por unas reglas que no puede cambiar".

Nicaragua y los demás países que conforman la llamada Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) -entre ellos Bolivia, Venezuela y Honduras- plantearon en Trinidad y Tobago reservas respecto a la declaración final de la cumbre, cuyos terminos habían comenzado a ser negociados en un proceso que se inició desde septiembre pasado.

Los países del ALBA consideran insuficiente la forma en que el documento se refiere a la crisis económica mundial y cuestionan la composición y el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA). Además, señalaron su solidaridad con Cuba, que no aparece mencionada en el texto y que piden sea incluida en un proceso de reintegración continental.