•  |
  •  |
  • END

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, está optimista en una sociedad con la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, para ir juntos en las elecciones regionales de la Costa Caribe luego de que el ex presidente Arnoldo Alemán y el presidente de ALN, Eliseo Núñez Hernández, se reunieran con dos fundadores del PLC, José Antonio Alvarado y José Rizo Castellón.

Pese a ello Alemán fue claro y aseguró que su prioridad será el PLC y luego las posibles alianzas, y resaltó la importancia de ir con ALN para tener el control de una parte del Consejo Supremo Electoral.

“Vamos a fortalecernos nosotros y vamos a llamar a los otros después, tuvimos un desayuno con José Rizo, José Antonio Alvarado y Eliseo Núñez, de todo hablamos, menos de reelección y reformas, también de las elecciones regionales, donde vamos a ir unidos”, explicó Alemán.

Pláticas están frías

Pese a ello, el secretario general de la ALN, Carlos García, dijo que no hay gran avance y que sólo fue una plática con Eliseo Núñez Hernández, pero que no hay ninguna decisión al respecto, pues en todo caso es la Junta Directiva la que puede autorizar una política de alianzas, y mientras tanto sólo son pláticas informales.

“Es un intercambio y una posibilidad, nada más fue lo del viernes, lo que nos informó Eliseo para que vayamos juntos, lógicamente sería con candidatos compartidos, pero se lo elevaremos a la Junta Directiva”, afirmó García.

Independentistas “asustan” a Alemán

Por otra parte, Alemán lamentó las declaraciones de los ancianos de la Nación Comunitaria Mosquitia, que se declararon independientes de Nicaragua y anunciaron la creación de un ejército con ex combatientes de la resistencia indígena agrupada en Yatama.

“Lamentamos las declaraciones de sectores que quieren hacer lo mismo de Chechenia, Nicaragua es una sola, pero es cierto que ellos han sido olvidados por otros gobiernos, no por el mío, porque yo sesionaba allá cada tres meses, más bien deberíamos estar buscando la integridad de la nación2, dijo Alemán.

El próximo 11 de julio, cuando los liberales hagan su convención nacional, tendrán lista lo que ellos llaman una propuesta a la nación sobre la situación económica, luego de cuatro seminarios en los que discutirán la situación nacional e internacional, así como la reestructuración de su partido.