Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Desde hace más de 80 años en México no se habían paralizado las ceremonias en los templos católicos y todas las actividades públicas, como ocurrió este fin de semana producto de la emergencia provocada por la gripe porcina, dijo ayer el vicepresidente Jaime Morales Carazo, quien recientemente retornó a Managua procedente de la capital azteca.

Morales Carazo visitó México desde el viernes pasado, después de haber participado en Ciudad Antigua, Guatemala, en una reunión de los vicepresidentes de Centroamérica, Belice, Panamá y República Dominicana. La visita fue para reunirse con unos empresarios mexicanos que están interesados en venir a invertir a Nicaragua.

Como en estado de sitio

El vicemandatario, quien tuvo que ponerse la mascarilla en su boca y nariz durante su estancia rápida por México, dijo a END que la forma como las autoridades sanitarias tomaron las medidas ante el brote de esa pandemia era como si la capital mexicana --con 20 millones de habitantes-- la hubieran sometido a un estado de sitio.

“Salí de Managua con una gripe chapiolla, y estando en Ciudad Antigua, que es helado, hubo algunos cócteles en los patios y el sereno me afectó más. Cuando llegué a México el embajador Brenes me dijo: ‘Don Jaime, aquí hay una gran alarma en el país, hay una crisis de origen porcino’”.

Sale “La Chanchera” de Nicaragua

También se encontró un amigo nica --que no identificó-- el que después de saludarlo en México le dijo: “‘Vos no tenés miedo de adquirir la crisis porcina’, y yo le dije que no tenía miedo, pero el bandido amigo, con buen humor me dijo: ‘¡Claro, si vos estás vacunado!’ Don Jaime le insistió que no podía estar vacunado porque no hay vacuna para esa pandemia, pero el amigo le dijo: ‘Claro que estás vacunado, ¿acaso no estuviste de diputado de La Chanchera de Nicaragua? ¡Si esa es vacuna contra todos los chanchos del mundo!’”


Sobre la reunión de los vicepresidentes
Respecto de la reunión que sostuvieron los vicepresidentes del área centroamericana, Morales Carazo señaló que en el evento se hizo una revisión y una evaluación de los sistemas que se estaban aplicando en los países participantes en materia de corrupción, de transparencia, y sobre el derecho a la información pública.

Esa evaluación hacía relevante que había un espíritu común de atacar la corrupción por varios frentes. Uno de ellos era tratar de evitar que las inmunidades se convirtieran en impunidades, que el abuso del derecho de amparo no fuera para amparar a los delincuentes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus