Fermín López
  •   PUERTO CABEZAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El Wihta Tara, Gran Juez de la Nación Comunitaria de la Mosquitia, reverendo Héctor Williams, en su carácter de máxima autoridad del territorio independiente, declaró ayer “Estado de Emergencia Ambiental y Social” de manera indefinida en las dos regiones caribeñas, hasta que se logre frenar la invasión de colonos, la destrucción del medio ambiente y garantizar las condiciones básicas para la subsistencia de las comunidades indígenas.

Agrega el comunicado de emergencia que el sistema de recaudación de impuestos de la Dirección General de Impuestos en Bilwi pasará a manos de la autoridad del Wihta Tara, para lo cual se procederá con las medidas y mecanismos correspondientes; además, que todos los sectores sociales, entre los que ordenan a las distintas denominaciones religiosas y las universidades, deben respaldar esta declaratoria.

Llaman a organizarse

En su carácter de autoridad, el Wihta Tara ordena a todos los pueblos indígenas y a las comunidades a organizarse de manera urgente, y de manera especial a los combatientes indígenas en correspondencia a este llamado, y no dejar salir ningún recurso natural no autorizado por el Wihta Tara del territorio de la RAAN.

Refieren que el aprovechamiento de los árboles caídos será realizado de manera directa por las comunidades afectadas, y en caso de las empresas interesadas en este negocio, deberán de entenderse con el Wihta Tara.

SOS a organismos internacionales

Debido a la crisis económica y al hambre que enfrentan los indígenas en las comunidades, el Gran Juez mandó la creación de una comisión especial integrada por todos los sectores sociales y económicos para enfrentar el hambre, al tiempo que envían un SOS a organismos internacionales para que puedan enviar su ayuda urgente.

Volvieron a referirse a los seis meses de transición para que todas las instituciones de gobierno pasen de manera ordenada al Gobierno de la Nación Comunitaria Mosquitia, bajo el argumento que se respetarán los puestos de trabajo y que únicamente cambiarán a las personas que están en los puestos de confianza.