•  |
  •  |
  • END

El organismo cívico Ética y Transparencia solicitó a los donantes, en especial al gobierno de Estados Unidos, que financia la Cuenta Reto del Milenio, continuar con el apoyo a Nicaragua debido a que la ayuda “no debe ser vista como premio o castigo al gobierno de Nicaragua, sino como un asunto esencial, prioritario, humanitario e irrenunciable” para los ciudadanos.

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, expresó ayer el deseo de este organismo porque se continúe la cooperación internacional a Nicaragua en todas sus formas.

“La cooperación internacional y la CRM en particular, no deben ser vistos como premios o castigos al gobierno de Nicaragua, sino como un asunto esencial, prioritario, humanitario e irrenunciable de conceder al país, y como una de las pocas posibilidades de que nuestro digno pueblo alcance el futuro mejor que se merece y trascienda las lacras de su clase política”, dice parte del comunicado que leyó Courtney.

La Cuenta Reto del Milenio fue suspendida en diciembre pasado por las denuncias de fraude electoral en las elecciones municipales de noviembre de 2008. El gobierno de Estados Unidos dio un plazo de tres meses, primero contados a partir de diciembre, y renovados a partir de marzo y que concluyen en junio, para que el gobierno ofrezca señales de que las reglas electorales cambiaron.

Actualmente están pendientes de ejecutarse proyectos por el orden de 64 millones de dólares en el Occidente del país. Dichos programas podrían ser suspendidos definitivamente en caso que la nueva administración estadounidense no vea las “señales” que ha pedido.

En la última reunión de los países miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) realizada en Venezuela el 16 de abril, el Presidente de ese país, Hugo Chávez, anunció que el Banco del Alba dará 50 millones de dólares para que Nicaragua no precise del dinero “de los yanquis”. Chávez no dijo, sin embargo, en calidad de qué Nicaragua recibirá ese dinero.

“Hacemos un llamado a toda la sociedad civil nicaragüense e internacional a expresar con claridad su apoyo a la continuidad y reforzamiento de la cooperación internacional al desarrollo, independientemente del gobierno de turno y sus políticas”, señaló Courtney al dar lectura al comunicado oficial de EyT.

Ética y Transparencia considera que la cooperación internacional se ha dado al país “en gran parte por los limitados logros y resultados gubernamentales a lo largo del siglo XX y en lo que va del presente milenio, por lo cual hasta la fecha resulta válida, necesaria e indispensable, para garantizar condiciones de vida aceptables de la población de nuestro país, especialmente de los sectores más pobres y marginados, víctimas del olvido, engaño y explotación político-partidario”.