• 1 |
  • |
  • |
  • END

La Bancada Democrática Nicaragüense considera que Ley Agraria de 1917 debe ser derogada, pues debido a que nunca se ha aplicado vendría a ser un artículo confiscatorio y produciría un conflicto de propiedad de proporciones mayúsculas. Mientras al parecer, el Frente Sandinista presionará por sostener el artículo que entre otras áreas dejaría en manos del Estado dos kilómetros de área pública desde la pleamar (última línea de área que moja el mar).

El artículo dos de la Ley de 1917 establece textualmente: “No pueden enajenarse: los terrenos comprendidos en una zona de dos kilómetros de latitud a lo largo de las costas de ambos océanos; y a orillas de los lagos y ríos navegables en una latitud de 800 metros; y las islas de los mares territoriales y de los lagos; pero la zona reservada en la ribera sudeste del Gran Lago, desde el río de Las Lajas hasta El Tule, y en cada uno de los lados del San Juan, será de tres mil quinientos metros. Tampoco podrán enajenarse los terrenos comprendidos en una zona de cinco kilómetros de ancho a lo largo de la línea fronteriza con la República de Honduras”.

“Prácticamente sería una confiscación masiva, por eso consideramos que se debe derogar y dar plazo a una ley moderna, no podemos ir como el cangrejo y buscar una ley que jamás se llegó a aplicar, por eso nos oponemos a que ese artículo se mantenga vigente”, afirmó el diputado Pedro Joaquín Chamorro, de la BDN.

Dueños a partir de títulos reales

Chamorro negó que los terrenos se hayan adquiridos ilegalmente al ignorar la Ley de 1917, pues según él existen títulos reales anteriores a dicha ley. Pero que en todo caso, el espíritu de la ley es garantizar el acceso a las costas que ya está prevista en los diferentes artículos que terminarán con el secuestro de las playas una vez que la ley entre en vigencia.

“Entra en contradicción porque vos tenés derechos adquiridos, pero esta ley es anterior y resulta que tenés que pagar cánones de arriendo al Estado. Nosotros queremos evitar porque habría un conflicto de propiedades de proporciones mayúsculas”, señaló Chamorro.

Por su parte, el diputado Juan Ramón Jiménez es de los que considera que se debe respetar los dos kilómetros de costas establecidos en dicha ley y que cualquier derecho adquirido debe ser en base a las normas jurídicas vigentes en el país.

Antecedentes jurídicos

En 1999 en el municipio de Buenos Aires, en el departamento de Rivas, aprobaron una ordenanza municipal en la que establecieron como área pública los 800 metros que se mencionan en la Ley Agraria de 1917, y en base a la resolución de la Corte Suprema de Justicia del 28 de mayo de 1998 en la que se establece que no se pueden enajenar los terrenos comprendidos en el área que menciona la Ley de 1917.