Heberto Jarquín
  • |
  • |
  • END

Bluefields / RAAS
Una grave crisis política se cierne sobre la Región Autónoma del Atlántico Sur, donde el gobierno (Ejecutivo) y el Consejo Regional Autónomo (Legislativo) se encuentran paralizados por serias divergencias entre las máximas autoridades regionales, a tal punto que cuatro de siete miembros de la Junta directiva del Consejo decidieron congelar las cuentas bancarias y presupuestos de ambas entidades.

Las principales protagonistas de la crisis son la presidenta de la Junta Directiva del Consejo Regional, Lourdes Aguilar, y la coordinadora de gobierno, Yadira Flores (ambas militantes del PLC), porque los cargos de las dos son apetecidos por otros directivos, aunque también se les señala a ellas de conspirar recíprocamente para tener hegemonía en la conducción de la RAAS.

Divergencias

Desde hace varios meses, Lourdes Aguilar señaló que había caído en desgracia con el caudillo del PLC Arnoldo Alemán y el diputado Francisco Sacasa, porque ella se había negado a trasladar parte de los fondos procedentes de la concesión para la exploración petrolera a las arcas de su partido.

Por otro lado, el primer secretario del Consejo, Glenford Abraham, denunció públicamente que Aguilar pretendía darle golpe de Estado a la coordinadora de gobierno, Yadira Flores.

La ruptura total se dio el lunes en la sesión solemne que se realizó en La Cruz de Río Grande para conmemorar el aniversario de la autonomía, donde asistieron Aguilar y 33 concejales más, mientras que Flores y diez “parlamentarios” regionales no llegaron, argumentando que era mejor atender la emergencia provocada por la influenza humana y no derrochar los 300 mil córdobas que costó el evento.

Incertidumbre

Tanto Yadira Flores como Lourdes Aguilar reconocen que el congelamiento de las cuentas bancarias y el presupuesto del gobierno y el Consejo de la RAAS, van a dejar graves secuelas en proyectos de impacto social tales como construcción de calles, carreteras en zonas productivas y otras obras.

Lourdes Aguilar emplazó a sus colegas del Consejo Regional para que todos pongan sus cargos y sus salarios sobre la mesa. “Dejemos que sea el pueblo el que conduzca el proceso autonómico de la RAAS y decida qué hacer con el presupuesto”, sugirió.

La tarde del martes llegó a Bluefields el segundo secretario de Asuntos Políticos de la Embajada de los Estados Unidos, Erik W. Black, quien dijo que no estaba autorizado para dar declaraciones a los periodistas, pero en círculos políticos costeños se comenta que anda buscando la unidad de los liberales y explorando la tendencia independentista de algunos costeños.