•  |
  •  |
  • END

Todos dijeron jamás, nunca. El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y su bancada parlamentaria “rechazan categóricamente cualquier propuesta de reformas a la Constitución Política de Nicaragua en especial la reelección presidencial y el cambio de sistema de gobierno”, se lee en el documento que todos los liberales arnoldistas firmaron ayer, uno por uno, con aplausos animados y alguno que otro sarcasmo.

El angosto salón de un hotel capitalino sirvió de pasarela para que los 34 diputados propietarios y suplentes del PLC desfilaran en la firma de ese documento en el que se comprometen a no aprobar reformas constitucionales que implicarán la reelección presidencial o un cambio de sistema político.

¿Y entonces?

Pero en Nicaragua “el plomo flota y el corcho se hunde”, dijo el diputado Francisco Aguirre Sacasa en relación con un posible transfuguismo de estos mismos que ayer se comprometieron a no votar, y, además, “todo es posible en política”, agregó el ex presidente Arnoldo Alemán, ante el cuestionamiento: ¿cree que el FSLN logrará los 56 votos? (Todo es posible, contestó Alemán)
“Estamos en Nicaragua y hay un viejo dicho que dice: ‘En Nicaragua el plomo flota y el corcho se hunde’, o sea, que uno no puede descartar nada en política, desgraciadamente en nuestro país el nomadismo político ha sido un tema recurrente”, expresó Aguirre, de quien dicen sus propios correligionarios terminará votando por las reformas.

“Imposible votar”

Entonces, ¿es imposible que Francisco Aguirre Sacasa vote por las reformas?, se le preguntó al diputado liberal: “En mi caso es imposible, imposible”, repitió una y otra vez Aguirre Sacasa.

Otros diputados como Ramón González están seguros de que no hay ninguna posibilidad de que alguno de los que firmaron ese compromiso haga lo contrario y se pase a votar con el FSLN, porque “los que estaban dudosos de irse, de traicionar al pueblo ya se fueron”, dijo en clara referencia a Guillermo Osorno, Ana Julia Balladares y Carlos Olivas, diputados que hoy se declaran independientes.

De igual forma se expresó el diputado Luis Ulises Alfaro Moncada, quien con la palabra “nunca” y su firma sobre el documento selló su compromiso de “nunca apoyar la reelección ni las reformas”. “La bancada hoy está más unida que nunca”, agregó.

Con la misma seguridad se expresó Jorge Castillo Quant, quien también pronunció la palabra “nunca” para asegurar que no votará por las reformas.

La firma del documento

El primero en firmar el documento fue Wilfredo Navarro Moreira, quien después se encargó de animar el evento mencionando alias o alusiones a cada uno de los legisladores que se prestaban a firmar. El turno de Rodolfo Alfaro García vino poco después de Jorge Castillo Quant y Porfirio Castro. Mientras Alfaro firmaba con su mano izquierda, Navarro gritó “otro zurdo peligroso”. ¿Será que Alfaro es dudoso?”, pero Navarro siguió con su risa al extremo.

Así pasó la “mera tajona”, como le gritaron a Francisco Aguirre Sacasa, o “Boaco Alto” a Noel Ortega Urbina. Luego vino el turno de los presidentes honorarios y los mayores aplausos fueron para Arnoldo Alemán, a quien el diputado Ulises Alfaro le gritó eufóricos “vivas” levantándose de su silla.

Antes fue el ex vicepresidente José Rizo Castellón, quien, o llegó a última hora o se olvidaron de él, pues fue por petición de algunos del público que lo llamaron a firmar, mientras al dejar su silla también dejaba su reservación escrita con prisa y a mano, en cambio los demás abandonaban sus lugares con honores y letras impresas con escritura elegante.

El único que faltó fue Polito Navarro, diputado y Presidente honorario del PLC, quien avisó que tenía gripe (común) y no quería contagiar a sus colegas.

Una que vota FSLN

En la reunión del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se encontraba Auralila González, concejal del PLC en Tipitapa, quien no encontró contradicción entre su presencia en el acto y su respaldo al Frente Sandinista en su municipio.

González junto a otro concejal del PLC ha votado en plancha con el FSLN y aprobado las resoluciones en la Alcaldía de Tipitapa, según ella se trata de buscar la gobernabilidad en su pueblo y trabajar por el mandato de sus electores.

“Nosotros lo hacemos en aras de contribuir al proceso de gobernabilidad y cumplir con el trabajo encomendado, además somos respetuosos de la ley”, consideró González.


BDN: “Aquí no hay dudas”

Ramón H. Potosme
Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre aseguró que ni su partido ni su bancada están en duda respecto del tema de la reelección o el cambio de sistema, por lo que consideró que las acciones encaminadas deben ir más allá de un documento y aseveró que los diputados estarán a prueba el año próximo cuando se tenga que elegir a 32 funcionarios de Estado.

Según Montealegre, de la elección de esos funcionarios dependerá el rumbo del país para los próximos 15 años.

“Nuestra posición nadie la pone en duda y lo ven en la Junta Directiva o sobre el pacto, ellos firmaron un documento en el que se decía que iríamos en la casilla 13”, dijo Montealegre, refiriéndose a que deben cumplir otros documentos firmados también por ellos.