•  |
  •  |
  • END

De nuevo el teatro y el repique de campanas. El aparente pecado consiste en que 21 diputados del PLC suscribieron un documento para que no haya reformas a la Constitución ni cambio de sistema político. Públicamente aparece como una infidelidad al compromiso que mantiene Arnoldo Alemán con Daniel Ortega. Una de dos, o la correlación de fuerzas en lo interno del PLC deja débil a su líder o es una posición de fuerza frente a su socio político en la búsqueda de mejores cuotas.

La verdad es que la posición del PLC, o mejor dicho, la de 11 diputados del PLC, es que están cansados de ese juego con Ortega, y el nivel de las contradicciones y el grado de decibeles durante la última reunión del CEN llegó a oídos del FSLN y de su líder.

La reacción es la misma de siempre. No es casualidad que el jueves, desde muy temprano, uno de los operadores políticos más caracterizados de Ortega, el doctor Rafael Solís, sacó de nuevo el viejo tema de las causas pendientes de Arnoldo Alemán. Si revisamos la historia, esto significa la amenaza de llevar de nuevo al líder PLC a los tribunales.

Lo que teme el PLC

A esta disyuntiva le temen el PLC y los diez diputados más leales a Alemán y que estuvieron en la firma del compromiso y cuyos correligionarios los pusieron en duda a la hora del voto. “Es probable que ellos terminen votando por la patria”, dijo uno de los diputados más críticos al arnoldismo.

Pero antes de la firma de ese documento, Ortega envió otras señales a Eduardo Montealegre, a partir de que se conoció que el líder de “Vamos con Eduardo” firmaría el compromiso por la no reelección de los PLC.

El tema de la reelección es un asunto de principios para el orteguismo, en su lógica pos revolucionaria de este término.

El presidente Daniel Ortega, desde San Marcos, Carazo, el día miércoles seis de mayo dijo textualmente: “...todavía hay cuentas pendientes, el caso de los Cenis, al frente de esa operación estuvo el ministro de Hacienda y aparece como una figura notable. Ese castigo está pendiente”.

¿Acaso el tema de los Cenis estaba en la agenda política? El pueblo nicaragüense quería escuchar una explicación de su Presidente acerca del escándalo ocasionado por una comunicación oficial en la que se reproducía un texto adjudicado a su asesor de temas sociales, Orlando Núñez, y que atacaba a los miembros de la Conferencia Episcopal, sin embargo el mandatario no dijo una sola palabra.

Entonces, la alusión precisa y amenazante del comandante Ortega respondía a una preocupación muy puntual. Decirle a Montealegre: “¡Cuidado firmás ese documento del PLC, porque te reactivo el tema de los Cenis!”

La acción del PLC, de un vehemente compromiso, además denota una profunda desconfianza en sus filas, pero es importante valorar que el doctor Alemán tendrá dificultades a la hora de prestar los nueve o diez votos que necesita Ortega para aprobar las reformas constitucionales y con ello su reelección. Éstos son los mensajes cifrados de la política, según los hechos.