•  |
  •  |
  • END

Otra vez los liberales juran hasta con los dedos de los pies que no votarán por un paquete de reformas que deje la puerta libre para una reelección presidencial. El diputado José Pallais, asegura que esa posibilidad es muy remota, pero de darse, significaría la muerte del Partido Liberal Constitucionalista.

Treinta y cuatro diputados, entre suplentes y propietarios, firmaron un compromiso de no votar por ninguna reforma constitucional. ¿Cree usted que es garantía que los diputados firmen ese documento?
Yo creo que es importante la forma en que se hizo, uno por uno frente a las cámaras de televisión y observadores independientes, porque eso confirma un compromiso moral que es lo que está en crisis. Algunos funcionarios y diputados oficialistas están en campaña de compra de conciencias, de pago para lograr quórum, y lo más importante que persiguen son las reformas constitucionales.

¿Pero es garantía una simple firma en un documento?

Para mí sí es garantía, si yo tuviera dudas de que no lo voy a cumplir, jamás lo hubiera firmado, con qué cara me presentaría ante los conciudadanos, mi mujer, mis hijos, porque la palabra compromiso es fuerte, de lo contrario sería un sinvergüenza.

¿A qué apunta la campaña oficialista?, ¿cómo es eso del ofrecimiento de dinero?
Ofreciendo dinero o amenazas. Carlos Olivas y Porfirio Castro lo han compartido y este último hasta nos mostró una grabación. También amenazas en el caso del diputado Francisco Sacasa Urcuyo, que ha tenido persecución del Estado en sus propiedades para afectarlo económicamente para forzar su decisión en uno u otro sentido, pero se ha mantenido firme a pesar de todas las consecuencias.

Ustedes pidieron a la Bancada Democrática que firmara el documento, pero ellos dijeron que no están en duda. Además, ellos dicen que el PLC firmó un documento en el que irían en la casilla del PLI en las elecciones nacionales de 2011 y que no ven voluntad al respecto.

Es una aseveración temeraria de Eduardo (Montealegre), él no puede decir que el PLC ha firmado y no ha cumplido. Sobre las casillas, es algo que no se ha dado, además, es él quien no quiere alianzas, el que ha rechazado es Eduardo Montealegre. Apenas estamos en 2009, pero quien ya está en una campaña a muerte con el PLC y lo quiere destruir, es Eduardo.

¿Ana Julia Balladares realmente se peleó con el partido o se vendió al Frente Sandinista?
Ana Julia (Balladares) lo ha demostrado con su actitud; primero, argumentando una diferencia con la diputada parlacénica María Haydée Osuna, la cual el partido y la bancada trató de solventar y se encontró soluciones. A estas alturas lo que me queda por pensar es que fue una excusa. La evidencia cae sobre ellos, eso nos lleva a la conclusión que ellos cayeron en las redes del Frente Sandinista, no tengo la menor duda.

Hay una teoría de que al menos siete diputados saldrían del PLC como una estrategia del ex presidente Alemán para quedar limpio .

Ésas son especulaciones, quienes manejaban esa teoría acertaron con Ana Julia, pero en el resto de los diputados tengo absoluta confianza. Estoy segurísimo de que jamás van a fallarle a Nicaragua, menos ahora que han firmado un compromiso público. Nosotros nos hemos adelantado a los hechos con la firma de este compromiso con la nación, por eso intentamos que Montealegre y la bancada MRS suscribiéramos un solo acuerdo.

Eduardo dice que ellos no son los que están en duda, ¿usted desconfía de ellos?
Yo tengo más miedo a la bancada de Eduardo que a la mía. Las matemáticas son claras; a ellos se les fueron siete y a nosotros tres, las probabilidades están más al lado de él. El hecho de que ellos no firmen el documento a mí me inquieta.

¿Cree que el discurso de Ortega amedrentó a Montealegre?

Daniel Ortega amenazó con echar preso a Eduardo Montealegre, y en política no hay casualidades. No firman el documento y el día anterior sale hablando Ortega. Esto tiene una intención de parte de Ortega y yo espero que no sea esa amenaza la que haya provocado la reacción de Eduardo de no firmar.

“Desconfío de los más serviles”

Para el diputado José Pallais, la fidelidad “es una cuestión relativa porque no se trata de ser fiel con el PLC, se trata de ser fiel con sus principios, por eso te decía que es una cuestión moral, se trata de respetarse a uno mismo, más que con el partido”.

¿No era Ana Julia tan fiel al PLC? Era vicejefa de bancada, eso supone un puesto de confianza.

Desconozco los compromisos de Ana Julia con el Frente Sandinista, no sé si llegan hasta votar por la reelección. Vamos a verlo en su momento, pero definitivamente estar haciendo quórum con el Frente y votando ya es un indicador que nos molesta y nos inquieta.

Ana Julia Balladares es o era de las más cercanas a Alemán y ahora resulta peleándose y disintiendo, ¿cómo se explican estos cambios tan repentinos?
Las personas cuya cercanía la expresan a través del servilismo, a través del endiosamiento, a través del apego incondicional, son de las que más desconfío, porque no se trata de amistad o de un liderazgo enfermizo, sino de principios. Los que más andan cepillando son los que para mí, y la experiencia me ha indicado, son de los que más hay que desconfiar.

¿Usted no cree que los más cercanos a Alemán se pelearían para votar por las reformas?
No absolutamente. Arnoldo (Alemán) no estaría payaseando, sería estar payaseando. Arnoldo Alemán tiene aspiraciones de continuar en la vida política, quiere a su partido y es lo suficientemente inteligente para saber que la totalidad de los liberales no quiere la reelección, él tiene la suficiente inteligencia para saber que si él o si el partido fueran cómplices de la reelección, sería la muerte política de él y del partido.

¿Que pasaría si estos diputados terminaran votando por la reelección presidencial?
En ese escenario, que lo veo increíble, sólo pensar en la posibilidad me llena de vergüenza, no por mí sino por quienes lo hagan, sería una censura nacional, familiar, en su barrio, no me gustaría verme en esa situación.

¿Existen otros diputados en el PLC como Balladares, en la que usted no tenía confianza?
En este momento no. Todos son confiables y aquí han dado una muestra de una decisión de raigambre moral en circunstancias muy difíciles, porque hablamos que el FSLN es un adversario con una gran capacidad de entusiasmar a través de negociaciones comerciales a cualquiera.

Para la elección de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional ustedes dijeron que el FSLN ya había conseguido los votos y que por conservar sus espacios votarían por un presidente del FSLN, pese a que habían perjurado no hacerlo. ¿Podría hacer lo mismo el PLC si el FSLN consigue de cualquier manera los 56 votos para la reelección?
Lo veo difícil, nosotros no sólo lo juramos, sino que hicimos todo lo necesario para que René Núñez no fuera presidente de la Asamblea Nacional, pero el boicot y la soberbia de otros fueron lo que posibilitó que no se diera lo que buscábamos. Si eso se diera (el Frente consigue los 56 votos), quienes van a dar los votos para las reformas no vamos a ser nosotros. En ese artículo en particular que posibilite la reelección de Ortega ahí no va a haber votos del PLC.

Igual dijeron cuando la elección de la Junta Directiva del Parlamento.

Es diferente, René Núñez tenía asegurado los votos por la incapacidad de la oposición de llegar a un acuerdo. Es distinto, en las reformas se vota artículo por artículo, no es en plancha. Te lo voy a poner clarísimo. Si el FSLN consigue los 56 votos para la reelección no vas a ver ningún voto liberal para ese artículo, te lo garantizo, pero sí probablemente para otros punto que beneficien a Nicaragua que no sea la reelección, más de idiota seríamos que no tratáramos de incidir.

¿Qué le pasaría al PLC si alguno de sus diputados aprueba la reelección presidencial?
Si uno cae, no le veo mayor trascendencia, lo gravísimo sería que los siete, ocho o nueve votos salgan del PLC; si eso pasara, nadie nos creería, si eso llegara a ocurrir, ni yo creería.


Los sospechosos
Ulises Alfaro, diputado de Estelí.

No lo veo, es un dirigente liberal muy comprometido con las bases de Estelí y querido, y se mantiene en contacto, escucha el sentir y aquí nosotros estamos actuando en representación de esas bases. Yo no veo a Ulises traicionando a esas bases, no tengo ninguna duda, no caería en tentación alguna.

Rodolfo José Alfaro García, diputado de Madriz.

Igual lo conozco de hace muchísimos años, es de familia liberal sufrida y perseguida que conoce las consecuencias de permitir la reelección de Ortega, que sería una dictadura y las consecuencias de guerras, cárcel y sufrimiento que han significado las reelecciones en el pasado.

María Dolores Alemán, diputada nacional.

Ella menos, es una mujer de una gran franqueza, de una gran firmeza, incluso se atreve a criticar a su padre y a decirle que no tiene la razón; en público lo ha hecho, cuando su padre ha sostenido una posición diferente a la de ella. Es una actitud de firmeza y valentía que a mí me da la seguridad que si ella firmó es porque está en plena disposición de cumplirlo.

¿Llegaría a disentir tanto como para separarse políticamente de su padre?
Es que tampoco veo a Arnoldo cambiando en esto. No estaba pensado que firmara el documento Arnoldo, no me imagino a Alemán cambiando o impulsando, bueno, ahora vamos a apoyar la reelección.

Francisco Aguirre Sacasa, diputado nacional.

Es un diplomático, él sabe que en la política uno tiene que negociar, tiene una larga experiencia de negociación cuando fue canciller y antes, en toda su carrera en el Banco Mundial. Pero Francisco sabe que los principios son innegociables, podés negociar el día a día, pero no los temas fundamentales que destruirían el país.

¿Habría dicho lo mismo de Ana Julia Balladares si le hubiésemos preguntado hace seis meses?
En primer lugar no hubiera dicho nada porque yo no hablo mal de mis colegas, pero definitivamente no puedo tener, ni tuve en el pasado, el mismo concepto de fortaleza que tengo de todos los diputados de quienes hemos hablado, y el que tengo y el que tuve de Ana Julia.