•  |
  •  |
  • END

La radio 15 de septiembre, propiedad del diputado liberal Enrique Quiñónez y Fernando Avellán, fue notificada ayer de un embargo de sus bienes, motivado por un viejo conflicto de la propiedad desde donde opera.

El diputado Enrique Quiñónez denunció que se trata de una nueva maniobra del oficialismo para sacar del aire a la radio. Según el legislador, la jueza suplente, Ericka García, le embargó los bienes de la radio emisora, injustificadamente, amparándose en un viejo conflicto por la propiedad.

La posesión está ubicada en la Avenida 27 de mayo, del Ministerio de Turismo, una y media cuadra al lago. Según el documento de la jueza, Quiñónez deberá depositar 18 mil córdobas para poder levantar el embargo.

El legislador mantiene desde hace varios años una disputa legal por la propiedad en la que antes operaba la desaparecida empresa Tica Bus. Ambos aducen que la propiedad les pertenece. Hace algunos meses, Quiñónez debió recurrir de amparo, porque sus bienes fueron echados a la calle.

“Aparecen con un embargo preventivo en contra de los estudios de la radio, vienen en un juicio para perjudicar la libertad de expresión”, sostuvo Quiñónez.

Owen se declara víctima

El locutor de la radio en mención, Cristián López, fue acusado por el presunto delito de injurias y calumnias en perjuicio de Frank Lee Owen.

López adujo en su defensa que la denuncia es infundada, y en todo caso, debieron hacer la acusación contra Quiñónez, pues él, únicamente leyó una denuncia que hizo el legislador en contra de Owen.

“Hice una denuncia a través de la radio y acusaron a la persona que se le paga por hacer ese trabajo”, agregó Quiñónez.

Owen declaró ser víctima del diputado Quiñónez, quien supuestamente ha querido sacar ventaja de una sociedad anónima que iniciaron hace diez años. Otras fuentes señalan que Quiñónez trasladó la radio al lugar en conflicto para ocuparla como mampara.