Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

En lo que parece una ofensiva gubernamental por recuperar la ayuda financiera europea, el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional y diputado del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Wálmaro Gutiérrez Mercado, se reunió ayer con el nuevo embajador de Suiza, Hans Rudolf Hodel, con quien abordó los temas de la cooperación bilateral y la posibilidad de un diálogo nacional para recuperar la institucionalidad y garantizar la gobernabilidad en Nicaragua.

Después del encuentro y aunque no lo mencionó, Gutiérrez sugirió que el gobierno de Suiza estaría dispuesto a reanudar el apoyo presupuestario, suspendido a causa de las denuncias sobre un fraude electoral durante los comicios municipales del nueve de noviembre de 2008. Esta vez Gutiérrez no objetó la permanente insistencia de los europeos de resolver el problema surgido a raíz de las elecciones municipales.

Según Gutiérrez, el embajador Hodel le dijo que su gobierno “está dispuesto a ver hacia adelante”, lo que fue interpretado por el diputado del FSLN como una señal de que Suiza podría dejar de lado el problema electoral, siempre que el gobierno dé muestras de querer mejorar las cosas.

Diputado optimista

En ese sentido, Gutiérrez considera que el llamado al diálogo nacional y las reformas constitucionales que pretende impulsar el FSLN en el Poder Legislativo, serían dos muestras de que el gobierno del presidente Daniel Ortega está dispuesto a cambiar las reglas del juego para fortalecer la institucionalidad y garantizar la gobernabilidad que tanto reclaman los donantes europeos.

Gutiérrez destacó la importancia de la cooperación suiza y señaló que para 2009 la asistencia proyectada por ese gobierno europeo es de 106.6 millones de córdobas en “ayuda atada”, es decir, créditos y recursos aprobados para proyectos, los cuales están garantizados; sin embargo, recordó que unos 99.4 millones de córdobas en “ayuda líquida”, o sea, recursos que van directamente al presupuesto, están congelados a causa de las denuncias del fraude.

“(El embajador) me ha expresado que ha visto voluntad política del gobierno para abordar el tema”, dijo Gutiérrez, en alusión a la ayuda presupuestaria y el problema del fraude.