•  |
  •  |
  • END

Organismos exigen destitución

* Destitución o renuncia inmediata de todos los magistrados electorales y escogencia de nuevos funcionarios es la principal demanda de 17 organismos cívicos


Pese a que el gobierno ha manifestado que las elecciones municipales del nueve de noviembre de 2008 son un “caso cerrado”, ayer 17 organismos de la sociedad civil revivieron las denuncias de un fraude electoral y expresaron su descontento con las decisiones del Poder Ejecutivo y el sistema de elecciones nicaragüense.

La reunión, en la que participaron organismos no gubernamentales, sindicatos de trabajadores y la comunidad donante como invitados, se realizó con el objetivo de presentar una “propuesta desde la sociedad civil para restaurar la confianza en el sistema electoral”.

Destitución de magistrados

En el encuentro nacional denominado “Una salida a la crisis desde la sociedad civil”, se presentó un documento leído por Mauricio Zúñiga, Director del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, en el cual se exige la “renuncia o destitución de los actuales magistrados del Consejo Supremo Electoral por parte de la Asamblea Nacional y designación de nuevos funcionarios, mediante un proceso público de selección...”.

La siguiente sugerencia es que “los magistrados electos (...) deberán tomar las medidas legales y administrativas correctivas necesarias para legitimar, transparentar e informar los resultados de las elecciones municipales del nueve de noviembre 2008”, señaló Zúñiga.

En otro de los puntos se plantea hacer “reformas básicas a la Ley Electoral sin reformar la Constitución Política, para establecer un sistema electoral” que permita la participación de mayores alternativas políticas y ciudadanas para la escogencia de los gobernantes.

Aún hay esperanza

Aunque los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, y el propio presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, han dicho que las elecciones municipales pasadas son “caso cerrado”, la sociedad civil guarda la esperanza de revertir los resultados donde se denunciaron mayores irregularidades el nueve de noviembre pasado.

“El gobierno ha dicho que es un tema cerrado, sin embargo, mandó al canciller a hablar y hacer propuestas a Bruselas. Además, el hecho de que se está reuniendo la cooperación con el gobierno significa que el tema no está cerrado”, dijo Zúñiga, quien agregó que “en la política de Nicaragua hasta los ríos se regresan”.

El director ejecutivo de Ipade expresó que la sociedad civil se va encargar de que la referida propuesta no quede “como un castillo en el aire”. El documento será entregado a los operadores políticos en la Asamblea Nacional, y se le enviará al Presidente de Nicaragua, a los líderes de los partidos más importantes del país y a los representantes de los países cooperantes.

Zúñiga también hizo ver que la iniciativa del Grupo Promotor de las Reformas Electorales tiene coincidencias con la de la Cámara Americana Nicaragüense de Comercio, Amcham, el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, y de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Amcham: “Recuento público y con observadores”

* “No es justo que por querer encubrir el fraude electoral se ponga en riesgo la continuidad de la Cuenta Reto del Milenio”, señalan
Ary Neil Pantoja

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, exigió ayer el recuento de las actas de escrutinio de las elecciones municipales de noviembre de 2008 bajo la supervisión de organismos nacionales e internacionales; al tiempo que advirtió al gobierno del presidente Daniel Ortega Saavedra que no hacerlo, pondrá en riesgo la cooperación internacional, particularmente la Cuenta Reto del Milenio, cuyo Consejo Directivo se reunirá el próximo diez de junio para evaluar la situación política de Nicaragua.

“No es justo que por querer encubrir el fraude electoral se ponga en riesgo la continuidad de la Cuenta Reto del Milenio”, señalaron los miembros de Amcham mediante un comunicado en el que, además, responsabilizan “a quienes tienen en sus manos la decisión de perjudicar al pueblo nicaragüense si se llegase a cancelar dicho programa”.

El comunicado de Amcham llega en un momento en que el gobierno enfrenta presiones para que se acceda a una aclaración de las irregularidades ocurridas antes, durante y después de las elecciones municipales de noviembre de 2008.

“Reiteramos nuestro más firme y claro llamado a las autoridades correspondientes para que se respete fielmente el Estado de Derecho y las leyes en nuestro país. Esto pasa por exigir al Consejo Supremo Electoral que cumpla con la ley y dé a conocer de una vez y para siempre, los resultados de las elecciones municipales de noviembre de 2008”, se lee en el documento.

A renglón seguido, Amcham expresa que “este proceso debe ir acompañado de observación nacional e internacional para garantía de los sectores políticos involucrados”.

Para el organismo empresarial es importante que se aclare la situación electoral, pues pone en “serio riesgo”, no sólo la ayuda financiera internacional y particularmente la Cuenta Reto del Milenio, sino también el “Waiver”, es decir, las condiciones de índole democrática que pone Estados Unidos a ciertos países para continuar con el apoyo financiero.

“Ante lo inminente de la fecha en que las autoridades de los Estados Unidos decidirán sobre la cancelación de la Cuenta Reto del Milenio, demandamos que se cumpla con las obligaciones contraídas por el  Estado de Nicaragua para  evitar la cancelación de la Cuenta Reto del Milenio”, reitera Amcham.

“Invitamos al gobierno a profundizar y resolver en el menor tiempo posible los casos de confiscaciones de ciudadanos estadounidenses que se encuentren en proceso de reclamo, pues sin el otorgamiento del Waiver se cerrarían las únicas ventanillas disponibles para obtener  el apoyo financiero que necesita nuestro país de instituciones como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo... lo que vendría a afectar aún más la crítica situación económica”, se lee en el comunicado.

“Reiteramos por enésima vez nuestro llamado a la mediación de Su Excelencia Reverendísima, Monseñor Leopoldo Brenes, para que los actores políticos, económicos y sociales de nuestro país se comprometan en un acuerdo de gobernabilidad democrática con respeto a la ley y por el fortalecimiento de la institucionalidad; a la vez que aprovechamos la ocasión para reiterar nuestro más firme compromiso por consolidar la unidad indestructible del sector privado”, expresa Amcham.