•  |
  •  |
  • END

La posibilidad de que se reanude la ayuda presupuestaria de la comunidad europea a cambio de que se establezcan reglas electorales claras en una reforma profunda a la Ley Electoral es rechazada por líderes opositores que consideran que sería frustrante negociar un borrón y cuenta nueva sobre los señalamientos de fraude en las elecciones municipales de 2008.

Pese a ello, ni Nicaragua ni América Latina son temas prioritarios para los políticos europeos, así lo afirmó el director de Asuntos del Exterior de la Fundación liberal alemana Friedrich Naumann, que lamentó que las denuncias de fraude pasen rápido ante problemas como el de las relaciones con Rusia, los Balcanes y la Unión Europea.

No confiarse

El jefe de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Ramón González. considera que no deberían de confiar en el Frente Sandinista en que cumpliría con las reformas electorales, de tal forma que elimine discrecionalidades y se garantice la transparencia en el escrutinio de los resultados, aunque según él, bajo las condiciones actuales es a lo más que podrían aspirar.

“No se debería dar un acuerdo en ese sentido, no se puede responder al pueblo así, aunque aquí, hablando a calzón quitado, el FSLN ha dicho que no revisará el fraude y como no hay nada que los obligue en este país, entonces lo menos que se puede hacer es una reforma de la Ley Electoral”, agregó.

Montealegre esperanzado

Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre asegura que los cooperantes le han señalado que no se negociará en ese sentido y que las irregularidades en el proceso seguirán presentes.

“Prueba de que no se ha olvidado el fraude en la comunidad internacional es que cortaron la ayuda presupuestaria y suspendieron la Cuenta Reto del Milenio”, señaló Montealegre.

González también se muestra escéptico en ese sentido y asegura que no se le debe dar esa oportunidad al gobierno para que maniobre en base a una promesa.