•   San Pedro de Sula  |
  •  |
  •  |
  • END

La OEA dio por enterrada definitivamente este miércoles la Guerra Fría en el continente, al abrir las puertas en una reunión en Honduras a un retorno de Cuba casi medio siglo después de su exclusión, señalaron delegados de varios países.

“La Guerra Fría ha terminado en este día en San Pedro Sula”, clamó el presidente hondureño Manuel Zelaya, luego de ser aprobada por unanimidad en esta ciudad hondureña la resolución que revierte la decisión de 1962 de separar a Cuba por haberse adherido al bloque comunista.

El embajador de Brasil ante la Organización de Estados Americanos, OEA, Ruy Casaes, se congratuló por la anulación de “una reliquia que subsistía de aquella época”, decisión adoptada casi 20 años después del fin de la Guerra Fría.

Shannon: “No estamos interesados en viejas batallas”

“No estamos interesados en pelear viejas batallas o vivir en el pasado”, concedió por su parte el responsable para América Latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon, a la cabeza de la delegación estadounidense luego de que el martes la secretaria de Estado, Hillary Clinton, partiera de Honduras.

Shannon afirmó que la decisión de este miércoles y varios pasos concretos que ha dado el gobierno de Barack Obama para acercarse a La Habana en meses pasados “representan el mayor cambio de nuestro enfoque hacia Cuba en los últimos 40 años”. “La resolución de hoy da respuesta a una división histórica” en el continente, agregó Shannon.

Se acabaron los tabúes

“No existen más tabúes dentro de la OEA, todos los temas pueden ser debatidos” después de este miércoles, apuntó el canciller de Uruguay, Gonzalo Fernández.

Venezuela, principal aliado de La Habana en la región, considera que el paso dado por la OEA significa una “reivindicación a Cuba, su pueblo y al comandante Fidel Castro”, según dijo el canciller Nicolás Maduro.

Maduro clamó porque este día marque el inicio de “un nuevo tipo de relación entre las elites de los Estados Unidos y nuestros pueblos”, al recordar “atropellos” de Washington contra los pueblos de América Latina.

Victoria de la dignidad

El presidente venezolano Hugo Chávez calificó este miércoles como una “gran victoria para la dignidad de Cuba” la resolución aprobada por la Organización de Estados Americanos para anular la exclusión de la isla de este organismo.

“Creo que ha sido una gran jornada y una gran victoria, entre otros para la dignidad de Cuba, para la dignidad de nuestros pueblos”, dijo Chávez durante un consejo de ministros transmitido por la televisión oficial.

El mandatario venezolano afirmó que el debate de la Asamblea de la OEA celebrada en Honduras motivó que conversara telefónicamente con el ex presidente cubano Fidel Castro “hasta cuatro veces” durante la jornada, algo que no le ocurría “desde hace tiempo”.

Por otra parte, el mandatario venezolano refutó la posición de Estados Unidos, que condicionó un eventual regreso de Cuba a la OEA al “respeto de principios democráticos y de los derechos humanos”.