•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega calificó como un acto de reivindicación para los pueblos latinoamericanos y una victoria para los cubanos la derogación de la resolución de la Organización de Estados Americanos, OEA, que suspendió a la isla de esta instancia regional desde 1962.

El siguiente paso, según el mandatario, es que Estados Unidos levante el embargo contra Cuba, “que es una demanda de la humanidad”.

“Quiero expresar aquí en nombre de los países del ALBA, de los pueblos que estamos incorporados en esta iniciativa, que nos sentimos satisfechos de estos resultados, que esperamos que el siguiente paso sea la suspensión del bloqueo a Cuba, que es una demanda de la humanidad entera”, dijo Ortega durante su intervención ayer en la XXXIX Asamblea General que se clausuró en San Pedro Sula, Honduras.

Ortega reiteró que Cuba no está interesada en pertenecer a la OEA, pero que con la resolución los países latinoamericanos “están tratando de borrar esa mancha”.

“Esta decisión pone a prueba la disposición de los pueblos, pone a prueba la entereza de dar un paso”, dijo Ortega, quien calificó como “hecho positivo” la resolución.

“No es favor”

“Ningún favor le estamos haciendo a Cuba, Cuba no está pidiendo incorporarse a la OEA, Cuba sencillamente ha librado una batalla heroica durante 50 años enfrentada a las múltiples agresiones, algunas presentes, el bloqueo no es historia: es pasado y es presente”, dijo Ortega.

A pesar de las críticas a la administración estadounidense de Barack Obama, Ortega reconoció que esta resolución “difícilmente hubiese sido posible” con la pasada administración en Estados Unidos. “Hubiésemos tenido que votar por mayoría”, dijo.