•  |
  •  |
  • END

Por unanimidad de todos los diputados miembros de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios de la Asamblea Nacional fue aprobado ayer el dictamen de la Ley de Zonas Costeras que se discute desde hace aproximadamente cinco años y que estaría siendo aprobada hoy por el plenario.

Luego de una semana de intensos debates en torno a la determinación del área de dominio público en las zonas costeras del país y sobre si esta ley es confiscatoria o no, diputados de todas la bancadas del Parlamento acordaron establecer 50 metros de área de uso público desde la pleamar y la supremacía de la ley sobre la Ley Agraria de 1917.

Una de las mayores trabas de la ley fueron los señalamientos, principalmente de parte de la empresa privada, de ser confiscatoria si no se derogaba el artículo dos de la Ley Agraria de 1917, el cual establece la no enajenación de “los terrenos comprendidos en una zona de dos kilómetros de latitud a lo largo de las costas de ambos océanos; y a orillas de los lagos y ríos navegables en una latitud de 800 metros; y las islas de los mares territoriales y de los lagos (...)”.

Ofrecen respetar propiedades antes y después de Ley Agraria

Sin embargo, pese a que ayer los diputados de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios no acordaron la derogación de dicho artículo, sí establecieron la autonomía de la Ley de Zonas Costeras en su artículo 63, con el cual queda establecido el respeto a las propiedades privadas legalmente adquiridas antes y después de la Ley Agraria de 1917.

“El artículo deja claramente establecido que es la Ley de Zonas Costeras la única que va a intervenir en el tema de las propiedades (costeras), en la delimitación de las áreas de uso público y en las áreas restringidas”, expresó el diputado Javier Vallejo, quien aseguró que el artículo 63 “va a brindar la seguridad jurídica a los inversionistas y a todos los nicaragüenses que puedan hacer uso y disfrute de todas las playas”.

De la misma forma opinó el diputado Edwin Castro al señalar que “para tranquilidad de la población se están garantizando todos los derechos adquiridos (dominicales y de posesión) y el libre acceso a todas las playas del país, a la vez que se está promoviendo la inversión turística”.

Cinco metros en Ometepe

Las áreas de uso público quedaron establecidas en el dictamen de ley de la siguiente forma: 50 metros en las playas, 200 metros de uso restringido y, tal y como lo señala la Ley Agraria de 1917, dos kilómetros propiedad del Estado en las costas con predios baldíos. Sin embargo, para las lagunas cratéricas e islas de población permanente establecieron un área de dominio público de solamente cinco metros.