AFP
  •   SAN PEDRO SULA  |
  •  |
  •  |
  • END

La OEA anuló ayer en Honduras por consenso, incluido Estados Unidos, la disposición que excluyó a Cuba durante 47 años, abriendo las puertas a su reintegro si la isla lo solicita y se adhiere a los principios de la organización.

“Que la Resolución VI adoptada el 31 de enero de 1962 en la octava reunión de consulta de ministros de Relaciones Exteriores, mediante la cual se excluyó al gobierno de Cuba (...) queda sin efecto”, dice la resolución leída por la canciller de Honduras y presidenta de la asamblea, Patricia Rodas.

“Que la participación de Cuba en la Organización de Estados Americanos será resultado de un proceso iniciado a solicitud del gobierno de Cuba”, continúa el texto, que le entrega la iniciativa a Cuba para pedir su reincorporación.

“Pido entonces a la plenaria que lo ratifiquemos por aclamación”, dijo Rodas, tras lo cual la aprobación del texto fue recibida por un aplauso en la plenaria de la 39 Asamblea General de la OEA.

El texto fue debatido arduamente y palabra por palabra por las delegaciones desde el inicio de la asamblea, el martes, en la ciudad hondureña de San Pedro Sula, ya que todos los países apoyaban revertir la exclusión de Cuba, pero disentían en si debían imponérsele condiciones para su retorno.

La parte de EU

El texto aprobado indica que para retornar Cuba debe cumplir “con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA”, que entre otros incluye la Carta Democrática del organismo.

“La resolución de hoy da respuesta a una división histórica” en el continente, dijo en la plenaria el responsable para América Latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon, quien quedó a cargo de la delegación estadounidense tras la partida, el martes, de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para unirse al presidente Barack Obama en Medio Oriente.

“Removemos un impedimento histórico para la participación de Cuba (...) pero también establece un proceso para entablar contactos con Cuba basado en los principios y prácticas de la OEA y el sistema interamericano”, señaló Shannon.

Un portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, abundó en Washington: “Estados Unidos trabajó incansablemente para (...) convencer a países de toda la región para que apoyaran una posición que deje en claro que el retorno de Cuba a la participación en la OEA debe estar condicionado por los principios y objetivos de la democracia y los derechos humanos”.

Cuba no tiene interés en volver
La Habana ha dicho que no tiene interés en volver a la OEA, organismo que ayer fue criticado por el líder cubano Fidel Castro, en un artículo en el que lo califica de cómplice de crímenes de Estados Unidos contra la isla y América Latina.

El texto había recibido hasta la madrugada del miércoles el apoyo de casi todos los 34 países de la OEA, pero los miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), organización de la que forma parte Cuba, habían mantenido reservas.

La resolución que abre las puertas a la reincorporación de Cuba señala que el paso dado este miércoles es continuación de “la apertura que caracterizó” la Cumbre de las Américas de abril, cuando el presidente Barack Obama, ofreció mejores relaciones con la región.

Desde que Obama llegó al poder dijo que la política de su país hacia Cuba había sido un fracaso, y ha tomado pasos concretos para tratar de acercarse a La Habana, como levantar algunas sanciones vigentes por décadas y abrir un diálogo sobre migración y otros temas.