•  |
  •  |
  • END

Miembros de la Cooperativa Los Laureles se reunieron ayer con el presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, diputado José Pallais, para solicitar su respaldo, pues acusan a la Intendencia de la Propiedad de estarles quitando las tierras que adquirieron hace más de 40 años, para entregarlas a los desmovilizados de la Resistencia que ocupan las propiedades de El Timal.

“Le quieren dar respuesta a los desmovilizados con nuestras tierras”, denunció Alejandro Flores, presidente de la cooperativa, quien directamente responsabilizó de tal acto a la intendente de la Propiedad, Yara Pérez, y al director de Titulación de esa institución, Nicolás Bolívar.

Ya habían sido confiscados

Flores denunció que el argumento que están utilizando las personas que les quieren quitar las tierras es que éstas fueron vendidas, sin embargo, señaló que no es posible que hayan comprado esas tierras sin que hayan desmembrado el título. “Ellos dicen que las compraron a particulares, pero ¿cómo va a ser eso si no desmembraron el título?”, se pregunta.

Por tanto, el presidente de la cooperativa solicitó a la Comisión de Justicia un acompañamiento para obligar a la Procuraduría General de la República, PGR, a que investigue si es cierto o no que las tierras fueron vendidas, aunque insiste en que no fue así.

Jorge Ávalos, también miembro de la Cooperativa Los Laureles, explicó que en 1962 ellos obtuvieron dos mil 115 manzanas de tierras, incluidas las de El Timal, a través de una Ley Agraria del período de Luis Somoza Debayle, pero que en 1984 les fueron expropiadas por medio de una ley de desarrollo agropecuario para instalar en ellas el ingenio “Victoria de Julio”, mejor conocido como El Timal.

Según expresó Ávalos, ya son más de 20 años de lucha para que el Estado les reconozca estas tierras, de las cuales tienen un título de propiedad y las utilizaban para cultivar arroz y hortalizas, principalmente para consumo propio y comercio.

Las conflictivas tierras de El Timal se encuentran tomadas por desmovilizados de la Contrarrevolución y según los miembros de la Cooperativa Los Laureles, el actual gobierno quiere quitárselas para responderle a los ex Contra.