•  |
  •  |
  • END

Más del 50 por ciento de los ciudadanos que no se identifican con el Frente Sandinista no votaron en las pasadas elecciones municipales debido a las anomalías durante el proceso electoral y el día de las elecciones, de acuerdo con la Consulta Ciudadana realizada por Ética y Transparencia a nivel nacional.

La consulta se realizó entre 40 mil nicaragüenses, mitad hombres y mitad mujeres, y tiene un margen de error de ± 0.5 por ciento, y un nivel de confianza del 95 por ciento. Fue hecha en marzo con el propósito de conocer la opinión sobre tres aspectos, entre ellos las reformas electorales y las elecciones municipales.

Los principales motivos para que las personas que se declararon contrarias al partido de gobierno no votaran, fueron las anomalías que se presentaron el día de los comicios, pero si a ese porcentaje se le suman los consultados que se identificaron como “independientes”, la cifra sería del 75.1 por ciento.

Los resultados indican que del 67.5 por ciento de los jóvenes que no votó, el 8.3 por ciento no lo hizo por las anomalías durante el día de las votaciones y el 59.3 por ciento por problemas institucionales como la falta de cédula.

“En el caso de los mayores de 25 años los porcentajes de causas ajenas a su voluntad es del 42.3 por ciento, pero el 14.9 por ciento fue por anomalías el día de los comicios”, indican los resultados.

La ayuda suspendida

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, presentó ayer los resultados del mencionado análisis e hizo hincapié en la importancia que los ciudadanos le dan a la ayuda presupuestaria suspendida.

“Diecinueve de cada 20 personas, sin importar edad, género, nivel académico o preferencia política, opinaron que la ayuda de los países donantes es necesaria”, es uno de los resultados de la consulta.

A juicio de Courtney, este resultado “es un llamado al gobierno (para que reflexione) sobre si se debe llamar a la ‘mosca’ a la gente y decirle que se lleve sus migajas”. Los países de la Unión Europea tienen retenida la ayuda presupuestaria por las denuncias de fraude en las elecciones municipales pasadas.

Reelección y aprobación al gobierno

Cuando se le pidió a la gente que calificara al gobierno, fue evidente la polarización; seis de cada diez personas con simpatía al FSLN consideran “muy buena” y “buena” la administración del presidente Daniel Ortega.

Mientras, seis de cada diez personas que no simpatizan para nada con el partido de gobierno calificaron la gestión gubernamental de “mala” y “muy mala”.

“Siete de cada diez nicaragüenses consultados consideran que son necesarias las reformas electorales para mejorar la democracia del país”, sostuvo Courtney, pero no especificó qué tipo de cambio desea la gente consultada.