Heberto Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS

La expulsión de dos concejales, un representante y dos dirigentes regionales del Partido Liberal Constitucionalista en la Región Autónoma del Atlántico Sur, provocó una grave crisis interna en esa agrupación política a tal punto que 12 presidentes de juntas directivas de barrios de Bluefields presentaron su renuncia en solidaridad con los defenestrados.

Ninoska Mairena y Ramón Aragón, los dos concejales de Bluefields expulsados por la Comisión de Ética y Disciplina del PLC en la RAAS, denunciaron que fueron purgados por respaldar la institucionalidad en el Consejo Regional del Atlántico Sur y por oponerse a la pretensión del diputado Francisco Sacasa y del presidente regional de su partido, René Bello, de designar candidatos de dedo para las elecciones regionales del próximo año.

Aragón y Mairena son respaldados por 14 presidentes de barrio del PLC en Bluefields y por varios representantes regionales, incluso 12 de esos presidentes presentaron su renuncia en solidaridad con los defenestrados y en repudio de Sacasa y Bello.

La versión de Bello

René Bello declaró en un noticiero radial que expulsaron del PLC a Ninoska Mairena, Ramón Aragón, Lourdes Aguilar (presidenta del Consejo Regional), Paúl González y a Javier Ugarte, por haber negociado con Eduardo Montealegre a espaldas del partido, por denigrar públicamente a altos dirigentes de esa organización, y en el caso de Aguilar y González, porque ellos renunciaron a su partido para afiliarse a la ALN.

Paúl González reaccionó tildando a Bello de sandinista-oportunista, y lo retó a él y al diputado Sacasa a visitar los bastiones liberales de El Tortuguero, La Cruz de Río Grande y Bocana de Paiwas, “para que vean cómo los rechazan las bases del PLC”.

Respaldo

Los purgados del PLC han dicho que no van a apelar su expulsión -–que fue ratificada por la Comisión Nacional de Ética y Disciplina--, y anunciaron una marcha que se realizará el sábado en el Parque Central de Bluefields, donde “demostraremos el músculo del verdadero liberalismo democrático”.

Entre los más connotados liberales costeños que respaldan a los cinco expulsados del PLC se encuentra Ronald Guerrero, un lisiado de guerra que luchó en las filas de la Resistencia Nicaragüense en contra del primer gobierno de Daniel Ortega y que es calificado como una reserva moral de ese partido.