•  |
  •  |
  • END

“El que una a los liberales, ése será el líder del Partido Liberal. La unidad de los liberales es la llave maestra para recobrar la institucionalidad democrática en Nicaragua”.

Así lo sentenció ayer el doctor Emilio Álvarez Montalbán, veterano observador de la política nicaragüense, los últimos sesenta años.

El politólogo indicó que lo más importante para las fuerzas antisandinistas es su propia unidad “para restablecer la democracia en Nicaragua”.

“Ellos son mayoría y deben actuar como tal, para tener control sobre las instituciones y que no se desvirtué la Constitución de la República”, afirmó Álvarez.

Alemán debió ser humilde
El analista insistió en que “el líder del Partido Liberal es aquel que consiga su unión, el que una a todo el Partido Liberal, ése es el líder, lo demás es juego: la constituyente, el parlamentarismo y el primer ministro, todo eso es un juego”.

¿Está a favor de una amnistía? Álvarez expresó sus reservas ya que ni en el PLC hay unanimidad de criterio al respecto. A su juicio, el presidente Daniel Ortega ya le demostró a Arnoldo Alemán que es capaz de apretarlo aún más.

“A Alemán ya sólo le quedó el recurso de casación ante la CSJ. Ortega parece decirle: ‘Te estoy probando que voy fuerte...te doy tiempo de que reflexionés y sigás mis instrucciones’. Alemán se confió que Ortega le iba a dar el Partido. Si hubiera sido humilde, confesar que pecó y convertirse en un colaborador de la unidad, en lugar de un dirigente, tal vez hubiese obtenido los votos para una amnistía. Pero en lugar de eso, se puso a pelear con don Enrique (Bolaños) y con (Eduardo) Montealegre”, sostuvo.

Álvarez hizo notar que en el país ya no hay la independencia de poderes proclamada por Montesquie, sino un mando único sobre la CSJ y el Poder Electoral.