Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno del presidente Daniel Ortega exigió de los países de la comunidad donante, y en particular, del gobierno de Estados Unidos, un trato “respetuoso y justo” con el manejo de la cooperación que recibe Nicaragua.

Así lo expuso Valdrack Jaentschke, Secretario de Cooperación Externa, tras la cancelación del desembolso de aproximadamente 62 millones de dólares de la Cuenta Reto del Milenio, CRM.

El funcionario calificó la decisión tomada por la Directiva de la CRM en Washington, como un acto de “chantaje”, y como algo “vergonzoso, antiético e inmoral”.

“Nosotros no andamos pidiendo nada. Nosotros demandamos un trato respetuoso y justo”, dijo Jaentschke, en una rueda de prensa a la que sólo convocaron a los medios oficialistas.

Repite discurso

Y sin muchas variantes al discurso oficial del presidente Daniel Ortega y de la primera dama Rosario Murillo, reiteró sus cuestionamientos a lo que denominó como una “política de intervención”, implementada para atacar al gobierno.

“Ésta es una manera de querer usar recursos de la cooperación --que se aprueban para mejorar las condiciones de vida de la gente--, como chantaje político, y aquí no vamos a aceptar semejante política”, aseveró, y criticó a un “grupo político nacional, que por sus propios medios es incapaz de hacer lo que debe de hacerse”.

“Nosotros creemos que es antiético, inmoral, indignante, que se utilice de manera burda, politiquera, los recursos de la cooperación externa para empujar agendas políticas, o agendas politizadas”, afirmó el Secretario de Cooperación Externa.

Ahora elecciones son muy viejas

Jaentschke dijo que los intentos por “revivir, a seis meses, la discusión de las elecciones (municipales)”, resultará en vano, porque el gobierno ha demostrado con “total claridad” que el proceso fue transparente.

“La primera cosa que nos dicen, es que el gobierno debe de hacer algo por la situación de gobernabilidad del país. ¿De cuál gobernabilidad estamos hablando? ¿De la de ellos controlando el país? ¿O la de nosotros, los nicaragüenses, de todos los pensamientos y tendencias, manejando nuestro propio proceso político interno?”, expresó.

Y señaló que fue una “cadena de mentiras y de manipulación” lo que provocó la decisión del Consejo de la CRM, de cancelar el programa de asistencia para Nicaragua.

Ante las preguntas servidas por los periodistas del gobierno, Valdrack Jaentschke afirmó que “jamás he visto una prueba tan clara del uso manipulado e intervencionista de los recursos internos”, aunque, según él, “ya hemos visto de todo”.

Jaentschke reconoció que la situación económica que enfrenta el país “no es fácil”, “sin embargo, por más difícil que sea la situación, hay que ser más inteligente y más creativo para resolver la situación”.

Y en ese sentido señaló que el Ejecutivo cuenta con la promesa de cooperación “incondicional” de los países del ALBA, principalmente de Venezuela.

“Aquí ha habido una cooperación solidaria de los países del ALBA, que es lo que nos está haciendo en alguna medida, poder resolver muchos de los problemas”, afirmó.