•  |
  •  |
  • END

Estelí y Granada

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor Juan Abelardo Mata, atribuyó la cancelación de la Cuenta Reto del Milenio, por un lado a posiciones intransigentes de los administradores de dicho programa de ayuda de Estados Unidos, y por otro a la soberbia con que actuó el gobierno de Nicaragua.

En el caso del gobierno de Nicaragua, el prelado señaló que el gobierno del presidente Daniel Ortega “no supo anteponer los intereses de todo un pueblo, a quien se debe, sino que privó su soberbia”, en alusión a que la decisión del gobierno estadounidense se debe a que no se atendió su reiterado llamado a revisar los resultados de las elecciones municipales de noviembre pasado, señaladas de fraudulentas.

Castigo a productores

El obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Bernardo Hombach, consideró muy lamentable la decisión que tomó los Estados Unidos de retirar los 64 millones de dólares que formaban parte de la Cuenta Reto del Milenio, según él, porque los “castigados” serán los productores de las zonas más necesitadas de nuestro país.

“Creo que el gobierno tiene que pensar que actualmente hay pocos medios económicos y que Nicaragua es una nación donde hace falta mucha infraestructura para fomentar el progreso”, expresó. A su juicio, el gobierno del presidente Ortega debería reconsiderar la revisión de los resultados de los comicios electorales, no sólo por la petición de la comunidad internacional, sino también para respetar la voluntad de los nicaragüenses.

“No es intromisión”

Para monseñor Mata hubo también cierta inflexibilidad de parte de quienes manejan la CRM desde los Estados Unidos, aunque no directamente del gobierno norteamericano, pues recordó que el embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, platicó abiertamente sobre el tema en una visita a la ciudad de Estelí.

Mata secundó las razones que dio el país norteamericano para cancelar el desembolso de los 64 millones restantes de la CRM, ya que dijo que “quien pone el dinero es el que exige cuentas claras”, y aseguró que “eso no es una intromisión”.

El prelado católico dijo que desde un principio ha habido denuncias sobre la falta de transparencia en los comicios municipales de 2008, por lo que calificó como “soberbia” la negación del gobierno de Ortega.

Para monseñor Mata los ofrecimientos del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de asumir la ayuda que no se obtendría a través de la CRM, si ésta se llegara a cancelar, es pura propaganda, pues según él, no se han visto resultados de lo que ha prometido. Además, señaló que hay que estar atentos a las condiciones de la ayuda prometida por el mandatario venezolano.

Otros intereses

Por su parte, el vicario de Chinandega, monseñor Jaime Ramos, lamentó el retiro de la CRM y confió en que los proyectos pendientes continúen con otras fuentes de financiamiento.

Ramos deploró que dirigentes de diversas tendencias políticas, en vez de defender el bien común, protegen intereses ideológicos que traen consecuencias adversas, como lo es el retiro de la Cuenta Reto del Milenio.


(Colaboración de Leyla Jarquín y Róger Olivas)