Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, lamentó ayer la cancelación de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, y agregó que “no puedo ni aplaudir ni celebrar esas restas porque yo creo en las sumas, sin embargo, también he manifestado que no creo en cooperaciones externas, por mucho que la necesitemos, cuando lleven implícitas algunas condiciones que lesionen nuestra soberanía nacional”.

Dijo que la solución de los problemas domésticos sólo les incumbe a los nicaragüenses resolverlos, al tiempo que puso como ejemplo las cooperaciones que mantienen en Nicaragua China Taiwan, Japón y otros países que están totalmente alejadas de las situaciones domésticas del país”.

Morales afirmó que “espero que esa suspensión no sea definitiva” y agregó que muchos de los proyectos que la CRM había iniciado, se continuarán desarrollando hasta que se completen por más de 100 millones de dólares”.

“Tengo entendido que ya la Cuenta Reto de Milenio había hecho gestiones con el Banco Centroamericano para poder complementar fondos, sumándolos a los que ya estaban aprobados para que se puedan concluir el proyecto de la carretera vieja a León y otros tramos que están por iniciarse”, expresó el vicemandatario.

También aseguró que el Banco Mundial va a apoyar la conclusión de la titulación de propiedades en los departamentos de León y Chinandega, y “no aplaudo ni celebro cuando perdemos una cooperación que ya estaba aprobada”.

Morales Carazo añadió que respeta la decisión adoptada por Estados Unidos, porque están en su derecho de dar por terminado el convenio, porque así se firmó.

Reconoce irregularidades

Manifestó que no puede negar que en esas elecciones se produjeron irregularidades, al tiempo que se pronunció porque se llenen los “agujeros” que hay en la legislación electoral para que no vuelvan a ocurrir.

Sobre la anunciada ayuda de Venezuela para llenar el vacío del retiro norteamericano en la CRM, Morales Carazo afirmó que espera que eso se materialice y que la Unión Europea descongele recursos de apoyo presupuestario.

Confirmó que conversó con el embajador norteamericano Robert Callahan, al que le dijo que “pensar que se iban a revertir las elecciones era una cuestión utópica y creo que ese criterio también ha venido avanzando por muchos países de la Comunidad Europea”.