•  |
  •  |
  • END

Ciudadanos encuestados por EL NUEVO DIARIO mostraron su pesar y preocupación por la cancelación de la Cuenta Reto del Milenio, CRM, sin embargo, la mayoría considera que no se debería condicionar la cooperación económica a Nicaragua, para no mezclar lo político con la necesidad del país, expresó uno de los consultados.

Yuri Navarrete manifestó que “ningún país puede presionar a otro por una ayuda económica ni imponer sus intereses por encima de otra nación”.

La mala imagen

“Nicaragua sale adelante con o sin esta ayuda de la Cuenta Reto del Milenio”, dijo cuando se le preguntó su opinión sobre la cancelación de la CRM. Este señor, de 41 años de edad, es de los ciudadanos que opina que el pacto entre el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, es lo que tiene al país con una mala imagen ante la cooperación internacional.

En otra opinión, Javier Rivas, egresado de la carrera de banca y finanzas, considera que “la cancelación de la CRM nos viene a perjudicar a todos”, pero expresa que no se debe mezclar lo político con la necesidad del país.

“No me parece que sea condicionada (la ayuda), si lo que se va a dar es de corazón, no importa en qué situación está el gobierno, ese dinero tenía que ser destinado al sector que lo iba a necesitar”, dijo el joven de 25 años de edad.

Rivas expresó que todos los actores que pudieron evitar el fraude electoral y no lo hicieron son los culpables de que se haya suspendido la ayuda de Estado Unidos.

“No hubo fraude”

Con otro punto de vista, Julio García, de 49 años y técnico en comunicaciones, es de los que opinan que no hubo fraude, pero igualmente considera que el gobierno de los Estados Unidos no tiene que estar condicionando la ayuda al país.

Por su parte, Yhajaira García explicó que la cancelación de la CRM “no es más que la ruptura de un contrato o acuerdo”. “Es decir, el gobierno no cumplió con las reglas que de antemano había firmado con la gente de Estados Unidos, entonces éstos cancelaron el contrato, como se hace cuando no se cumple con un acuerdo”, dijo la señora de 35 años de edad.

Ahora nadie va estar dispuesto a ayudar

Román Solís, abogado de profesión, manifestó que el gobierno busca algo que no existe, que en este caso es “una ayuda incondicional”. .

Además, explicó que el fraude electoral de las elecciones municipales pasadas es un mal precedente por el cual “ahora nadie va querer ayudar”.

“Si se condiciona la ayuda es porque se quiere garantizar que los fondos vayan destinados a su propósito, pero ahora nadie va estar dispuesto a ayudar”, aseveró Solís.

Danilo Hernández, de 52 años, de profesión ingeniero mecánico, expresó su total desacuerdo con la cancelación de la CRM y con la ideología y el actuar del gobierno, pero además manifestó que los cooperantes en ningún momento han condicionado la ayuda, si no que simplemente han reclamado por lo que consideran injusto, como es el fraude electoral.