Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
El alcalde Marciano Berríos impuso su autoridad local y no acatará la orientación partidaria de Daniel Ortega de octubre pasado, cuando, pasando por encima de la autonomía municipal, le ordenó devolver el mercado al centro de la ciudad.

Berríos, en compañía de la vicealcaldesa Jilma Rodríguez, colocó el primer bloque para un acceso peatonal de las nuevas instalaciones al sur de la ciudad, donde ratificó que allí será el nuevo mercado.

“Reúne las condiciones óptimas para ello. Hay una decisión importante de comerciantes de quedarse laborando aquí; hay solicitudes de nuevos comerciantes a las cuales se les dará paso en cuanto se tengan las condiciones”, declaró.

Unas 75 comerciantes desocuparon igual número de tramos para ubicarse en otros improvisados que se construyeron en las antiguas instalaciones en el centro de la ciudad. El vacío en las modernas instalaciones erigidas a costo de más de 16 millones de córdobas es visto por muchos desempleados como una oportunidad para dedicarse al comercio informal.

A la pregunta de si los ocotaleanos tendrían más centros de compra en la ciudad, el edil dijo que no era decisión de la actual administración la existencia de dos mercados. “El único mercado es éste, el ‘Monseñor Nicolás Antonio Madrigal y García’”, enfatizó, decisión que fue aplaudida por verduleras que le acompañaban.

La protesta de la vicealcaldesa
Berríos dijo que las ruinas del anterior mercado serán utilizadas para construir un centro de compras, del cual los propios comerciantes deberán cubrir sus costos de operación. Sobre los recursos para construirlo, afirmó que no era su derecho ni obligación hablar con el gobierno central sobre el tema. “Yo soy el alcalde de Ocotal”, espetó con tono enfático.