•  |
  •  |
  • END

La convocatoria está hecha. El Consejo Supremo Electoral, CSE, llamó el pasado 21 de abril a todas las fuerzas políticas a participar en las elecciones de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe del país, lo cual representa una prueba de fuego para las autoridades electorales, y una oportunidad para los ciudadanos de esas zonas que enfrentan la amenaza de grupos separatistas.

Las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur, RAAN y RAAS, respectivamente, celebrarán el 7 de marzo de 2010 la elección de sus Concejos Regionales Autónomos, CRA, según la convocatoria del Poder Electoral. Una vez más, los costeños tienen en sus manos la decisión para elegir autoridades que velen realmente por sus costumbres y derechos ancestrales, principalmente, el disfrute de sus recursos naturales.

De este proceso electoral, según explica el presidente del Consejo Electoral Regional, CER, de la RAAN, Ernesto Nery González Martínez, saldrán elegidos 90 concejales, 45 de la RAAN y 45 de la RAAS.

Posteriormente, el 4 de mayo, los concejales electos, a través de una sesión solemne, votan y eligen a la Junta Directiva de su Consejo Regional Autónomo y al Coordinador de Gobierno Regional, siendo el presidente del CRA quien preside todas las actuaciones del Concejo; y el Coordinador de Gobierno quien gestiona y ejecuta los proyectos para el desarrollo de la región, es decir, el Ejecutivo.

No obstante, el Coordinar de Gobierno está supeditado a la Junta Directiva del Concejo, por lo cual éste puede destituirlo de su cargo antes de que cumpla sus dos años de mandato. La mayoría de miembros del Consejo que puede removerlo del cargo es de 24 concejales.

Coexistencia de gobiernos, un gran reto

El diputado ante el Parlamento Centroamericano, originario del municipio de Bluefields, Francisco Campbell, explica que el CRA es el órgano que gobierna la región --ya sea la Sur o la Norte--, pero admite que hay una confusión de funciones entre el CRA y las alcaldías, por lo que calificó la coexistencia de los mismos como “una gran reto”.

Al igual que en el Pacífico y en el Centro del país, los municipios de las Regiones Autónomas participan en las elecciones municipales, y cuentan con una gobierno local representado por la Alcaldía. Así, pues, las funciones de cada ente deberían estar definidas, y debería existir un plan de coordinación para actuar sobre temas en común. Pero Campbell asegura que no hay ni una cosa ni la otra.

“Todavía no se ha podido encontrar la forma de lograr una efectiva coordinación entre gobierno municipal y gobierno regional; uno de los problemas que se da es que los concejales regionales se meten a hacer calles que corresponden al concejo municipal”, puntualizó Campbell.

Incluso, señaló que aunque las alcaldías se rigen por la Ley de Municipios, deben estar subordinadas a los Consejos Regionales Autónomos, con base en la Ley de Autonomía de las Regiones del Atlántico Nicaragüense, Ley 28.

También denunció que delegaciones del gobierno central no entienden que ellos deben establecer una clara coordinación con los gobiernos regionales autónomos”. “Todavía insisten en que su jefe es el del ministerio al que pertenecen en Managua, pero aquí deben estar supeditados a los gobiernos regionales autónomos”, reprochó.

Lo que está en juego

Resulta muy temprano hablar de alianzas, candidatos, tendencias y de un posible fraude en las elecciones regionales, los cuales fueron temas que colmaron los medios de comunicación, varios meses antes de que se llevaran a cabo tanto los comicios municipales de noviembre pasado, donde se escogió a los alcaldes y concejales de 147 municipios, como los de la RAAN, en enero de este año.

Faltan nueve meses para que los costeños asistan a las urnas a elegir a sus autoridades regionales, pero aún no hay un calendario electoral que establezca las actividades que conformarán este proceso para el desarrollo de los comicios, que culminará el 7 de marzo del año próximo, así como tampoco existe un presupuesto formal que establezca el monto que costará celebrar esta fiesta cívica.

El diputado ante el Parlacén señaló la importancia de los CRA para estas dos regiones autónomas del país.

Campbell explica que, principalmente, “los Consejos Regionales Autónomos tienen el mandato de trabajar en función del fortalecimiento y consolidación del proceso de autonomía, lo cual es de importancia estratégica para el futuro de la población del Caribe nicaragüense”.

A ello agrega que los CRA tienen la obligación de garantizar un manejo responsable de los recursos naturales de las regiones, así como la de contribuir al fortalecimiento de las distintas manifestaciones culturales y étnicas de la Costa Caribe nicaragüense, en pro del respeto a los derechos humanos.

“Ellos (los concejales) también tienen injerencia en temas de salud, educación, medioambiente, recursos forestales, pesca, etc.”, agrega el diputado parlacénico.

Para Campbell, el futuro de la Costa Caribe nicaragüense depende del fortalecimiento del proceso de autonomía, que a su vez es de vital importancia para el desarrollo de las regiones y del de Nicaragua en general, pues asegura que “si la Costa Caribe nicaragüense no se desarrolla, Nicaragua jamás se va a desarrollar”.

Entre los elementos importantes, no sólo para la región, sino también claves para el crecimiento de todo el país, Campbell mencionó los recursos naturales como la madera, los recursos hídricos, ya que las principales vertientes de Centroamérica están en la Costa Caribe nicaragüense; el potencial hidroeléctrico, el turismo, la pesca, y el hecho que ya está confirmado que en su plataforma continental existen grandes depósitos de petróleo.

Pero, según Campbell, estos elementos podrían representar una enconada pugna entre las fuerzas políticas que vayan a participar en las elecciones regionales.

Posible “gancho” de votos

Ante el surgimiento de movimientos independentistas en las regiones, Campbell advierte que esa situación puede ser aprovechada por alguna fuerza política para conseguir votos. Sin embargo, confía en que “las personas que de alguna manera u otra defienden su posición de reclamo para una justa reivindicación de los derechos de sus pueblos, no se dejen manosear ni se dejen manipular”.

Desde el pasado abril se conoció que grupos de la RAAS y de la RAAN quieren declarar las regiones autónomas como una nación independiente del resto de Nicaragua. Incluso, en mayo pasado, el Consejo de Ancianos de la RAAN dio un plazo de seis meses para que las autoridades legítimamente electas les entreguen el mando de la zona.

No obstante, el llamado separatista no ha causado mayor revuelo ni en el municipio de Bilwi, en el norte; ni en el municipio de Bluefields, en el sur, y hasta se recibió con cierto escepticismo. 

Mapa político-electoral

Aparte de las diferencias geográficas que dividen la RAAN y la RAAS, éstas se encuentran fraccionadas por la preferencia política de sus pobladores. Resultados de elecciones nacionales, municipales y regionales han demostrado que en el sur la tendencia es liberal; y en el norte, es hacia el Frente Sandinista o Yatama.

Actualmente, el CRA de la RAAN está dominado por las fuerzas del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y el partido regional Yatama, con 16 y 13 concejales, respectivamente, siendo el Frente Sandinista el partido que ocupa la presidencia de la Junta Directiva, y Yatama el que tiene en sus manos la coordinación de gobierno.

Mientras, en el CRA de la RAAS, la mayoría de los concejales son del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que a la vez posee la presidencia del CRA, pero no la coordinación de gobierno, pues es de Yatama.

El presidente del CER en la RAAS, Fernando Hodgson, explicó que en esa región participarán los municipios de Punta Gorda, Cruz del Río Grande, El Tortuguero, Desembocadura de Río Grande, Corn Island, La Cuenca de Laguna de Perlas, Kukra Hill y Bluefields.

Así mismo, señaló que las fuerzas políticas que posiblemente competirán, son: Alternativa por el Cambio, AC; FSLN, PLC, Alianza Liberal Nicaragüense –ALN--, Partido Resistencia Nicaragüense –PRN--, y Yatama, aunque dijo que el Frente Sandinista y Yatama están estudiando ir en alianza.

En el caso de la RAAN, Nery González Martínez señaló que las fuerzas políticas tradicionales son las dos regionales Yatama y Partido Movimiento de Unidad Costeña, Pamuc; y las nacionales FSLN, PLC y ALN. Aquí, son siete municipios los que participarán: Bilwi, Waspam, Prinzapolka, Rosita, Siuna, Bonanza y Waslala.

En cuanto a la masa electoral, la RAAN supera en unos 220 mil votantes a la RAAS, que tiene 86 mil 287.

¿Posibilidades de un fraude electoral?

Sobre las posibilidades de que se reedite un fraude electoral en estas elecciones regionales --tal como lo denunció la oposición en los comicios municipales de noviembre pasado--, ni Hodgson ni Campbell profundizan al respecto, pues señalan que las elecciones municipales en las regiones autónomas se dieron de forma transparente.

“No se habla mucho del fraude electoral porque, en realidad, aquí las cosas fueron bastante justas. El pueblo de Bluefields en sí no se siente afectado por esa situación”, expresa el presidente del CER en la RAAS.