•  |
  •  |
  • END

A pesar de las denuncias de fraude en las elecciones generales realizadas en Irán, que han provocado el recuento de los votos, el presidente Daniel Ortega envió una carta de felicitación en nombre de Nicaragua a su homólogo iraní, Mahmud Ahmadinejad.

“Querido hermano Ahmadinejad”, escribió Ortega al presidente iraní, quien busca su segundo mandato: “En nombre del pueblo de Nicaragua, del gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, del Frente Sandinista y del mío propio, transmito a usted un saludo fraterno y revolucionario desde este país y esta revolución, que vio la luz de la victoria en el mismo año 1979”.

Las protestas en Teherán, la capital del país asiático, ya han dejado siete muertos y múltiples disturbios. Aunque el Consejo de Guardianes de Irán, máximo órgano legislativo del país, no accedió al pedido del principal rival de Ahmadinejad de anular las elecciones, sí autorizó un recuento de los votos que podría variar las cifras oficiales.

El discurso de siempre

“El pueblo de Irán en las triunfantes jornadas electorales, y en su victoria del viernes pasado ha rechazado una vez más ese imperialismo y a todas sus modalidades de dominio, y ha alzado frente al mundo, ejemplos de dignidad y autodeterminación que inspiran a los pueblos que vivimos en evolución y que, día a día, defendemos nuestras conquistas democráticas con triunfos contundentes como el suyo”.

Públicamente Ortega es el único gobernante que celebra el triunfo de Ahmadinejad, quien según los resultados impugnados, ganó con más del 60 por ciento de los votos.

El mandatario iraní estuvo de visita en Nicaragua en 2007 y anunció varios proyectos de cooperación, aunque hasta la fecha sólo se sepa de la construcción de una clínica en Managua financiada con fondos iraníes.