•  |
  •  |
  • END

El diputado Carlos Langrand, miembro de la Comisión de Paz, Gobernación y Derechos Humanos del Parlamento, afirmó que el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo deben pagar a los rezadores, pues son una víctima más de este gobierno, al ser engañados e instrumentalizados por el hambre.

Langrand dijo que esto es un asunto moral, “pues ellos (los rezadores) estaban orando por la paz en nuestro país. Además hay una utilización de los bienes del Estado, no para favorecer a los pobres, sino más bien para hacerlos víctimas”.

Asimismo dijo que el gobierno está obligado a trabajar para solventar las necesidades de los más pobres, y no para aprovecharse de éstos y utilizarlos en actividades partidarias.

“Los rezadores han sido abandonados a su suerte”, expresó el diputado, “sólo porque los contratos fueron verbales. Pero hay un asunto moral que se debe atender, porque todos vimos en las rotondas a las instituciones del Estado instalando conexiones eléctricas, servicios sanitarios, por eso están obligados a pagarles.”

Rezadores tienen derechos
El parlamentario también se refirió a las expresiones que vertió el procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, al decir que “no se mete en chochadas”, cuando le preguntaron por los rezadores.

Langrand opinó que “Cabezas ocupa un alto cargo como representante de los derechos humanos, y los rezadores también tienen derechos humanos. Es desagradable que trate de evadir el bulto, a ellos se les tiene que atender en sus demandas, pues han sido una víctima más de este gobierno, que los engañó y fueron instrumentalizados por hambre”.