•  |
  •  |
  • AFP

El líder indígena peruano Alberto Pizango partió hoy  hacia Nicaragua como asilado después de que Lima le otorgó un salvoconducto para abandonar el país, tras los graves choques que dejaron 34 muertos a inicios de mes, informó una entidad indigenista. Pizango llegó al aeropuerto internacional de Lima en un vehículo de la embajada nicaragüense y en medio de un gran despliegue de autos de la policía, manifestó un vocero de la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (Aidesep).

Pizango, que era jefe de esa entidad, que representa a la mayoría de las etnias amazónicas, buscó asilo en la embajada de Nicaragua el 8 de este mes tras haber sido acusado ante la Justicia de los delitos de motín, sedición y rebelión. El líder indígena encabezó las negociaciones en las que se pidió al gobierno la derogación de un paquete de leyes que, según entienden los nativos, afectan sus tierras.

El gobierno acusa a Pizango de ser el promotor del enfrentamiento, el 5 y 6 de junio en la ciudad nororiental de Bagua entre policías e indígenas que dejó un saldo oficial de 34 muertos. Pizango recibió el asilo el 9 de este mes después de que el el gobierno de Nicaragua consideró que es "un perseguido político" al estar involucrado "en una situación política de violencia, de protestas, de luchas por supuestas o reales reivindicaciones", según expresó días atrás Tomás Borge, embajador de Nicaragua en Perú.