•  |
  •  |
  • END

Un alto dirigente del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, aseguró a EL NUEVO DIARIO que en las actuales circunstancias, el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, está favoreciendo los intereses del Frente Sandinista y del presidente de la República, Daniel Ortega, con relación a la reapertura de la investigación del caso de los Cenis en contra del presidente y diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre.

Consultado al respecto, el vocero de ALN, Eliseo Núñez Morales, confirmó la versión argumentando que “un dirigente” del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, del PLC, le dijo que Centeno Gómez no está actuando por órdenes del presidente honorario del partido, Arnoldo Alemán, con quien además profesa una gran amistad.

Dijo Núñez que Centeno tampoco está obedeciendo órdenes de la dirigencia del PLC en torno a la investigación contra Montealegre por el caso de las quiebras bancarias y la emisión de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis, para cubrir las pérdidas que las mismas provocaron.

“A mí me dijo mi contacto del PLC que Centeno Gómez obedece más a los intereses del Frente Sandinista, porque le debe el cargo a Daniel Ortega, más que al PLC mismo”, dijo Núñez vía telefónica.

Dirigente confirma intereses
El dirigente del PLC reveló a EL NUEVO DIARIO que Centeno también estaría favoreciendo al gobierno con la investigación de los Cenis, basado en el temor de que sus dos hijos sean despedidos de las dependencias gubernamentales en las que trabajan actualmente.

Sin embargo, el primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, defendió “la integridad” de Centeno y no cree que el Fiscal obedezca órdenes ni de su partido y mucho menos del Frente Sandinista.

Navarro recordó que Centeno, en su calidad de Fiscal General, es parte de una comisión interinstitucional en la que se incluyen la Policía Nacional y la Procuraduría General de la República. Señaló que la actuación de Centeno en ese sentido, es en base a lo que dicta esa comisión especial investigadora.

Centeno: “Yo no negocio”

Por su parte, el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, dijo que no le debe el cargo a ningún partido político y que, en todo caso, “yo no negocio con nadie como lo hacen esos dirigentes políticos que me acusan”.

Agregó que por mandato de la Ley Orgánica del Ministerio Público, los fiscales y demás funcionarios de esta entidad tienen prohibido militar en cualquier partido político.

Centeno defendió su actuación y se mantuvo firme en torno a la investigación del caso. “Hay que recordar que esta investigación es una decisión interinstitucional de la que el Ministerio Público es parte en conjunto con la Procuraduría, la Policía y la Contraloría. Ésta es una investigación que ya tiene 18 meses de estar en curso”, expresó Centeno.

El fiscal rechazó las suspicacias que pudieran despertar entre la sociedad nicaragüense las circunstancias en las que se reactivó al investigación, sobre todo, por el levantamiento del sigilo bancario en torno a las cuentas personales de Montealegre.


“Negociamos con desconfianza mutua”

En torno a la tesis de que el PLC esté presionando a Montealegre a través del caso para que firme de una vez la unidad liberal y apoye la Ley de Amnistía, Wilfredo Navarro rechazó tal situación, sin embargo, recordó que si la dirigencia de ALN toma en consideración esa posibilidad, está en su derecho.

Por su parte, el vocero de ALN, Eliseo Núñez Morales, no descartó la posibilidad de que la reactivación del caso Cenis esté dirigida en contubernio entre el PLC y el Frente Sandinista. Tampoco desechó que únicamente el PLC esté dirigiendo las acciones del Fiscal Centeno.

En todo caso, Navarro y Núñez coincidieron en que la investigación contra Montealegre no afecta las negociaciones políticas entre el PLC y ALN; aunque ambos reconocieron que “negociamos sobre la base de la desconfianza mutua”.