Ary Pantoja y elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia nicaragüense pidió hoy al Congreso desaforar al diputado y dirigente opositor Eduardo Montealegre y al legislador del Parlamento Centroamericano, Parlacen, Noel Ramírez, para poder procesarlos, junto a otras 37 personas, por el supuesto fraude millonario tras la emisión de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis.

La notificación de solicitud de desaforación para Montealegre llegó esta mañana a la Asamblea Nacional en manos del notificador Lenin Gregorio Cerna, aunque el documento fue devuelto debido a que iba a nombre del presidente del Parlamento, René Núñez y no del primer secretario, Wilfredo Navarro, como debió realizarse el procedimiento. Después que el juez competente realice la debida corrección, será el parlamento que tendrá que decidir si da curso al proceso de desafuero, que de acuerdo con la ley, no puede durar más de 90 días.

Según fuentes políticas, la bancada de 38 diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, intentará agilizar el proceso y conseguir el apoyo de nueve diputados para reunir el mínimo de 47 votos que se requiere para aprobar el desafuero. "No se puede usar la inmunidad como escudo para la impunidad", sentenció el legislador sandinista, José Figueroa.

Montealegre no asistió ayer a la audiencia inicial del juicio por el caso de los Cenis, ya que según él, el fiscal Armando Juárez y el juez Julio César Arias "estaban pasando por encima de la Constitución" al desconocer su inmunidad como legislador. Por su parte, el juez Julio César Arias suspendió la audiencia oral contra Montealegre y otros 38 involucrados a solicitud del Ministerio Público y la Procuraduría General de la República, PGR, mientras el judicial no obtenga la desaforación de Montealegre y el parlamentario Noel Ramírez.

Montealegre: "Es un juicio político"
El diputado del Movimiento Vamos por Eduardo, afirmó que estaría dispuesto a aclarar su participación en los hechos que le imputan y señalar a los verdaderos culpables del supuesto fraude frente a un tribunal de justicia "independiente". Para el diputado, "Nadie más que yo quiere que se llegue a fondo" con esta denuncia, "pero con un árbitro independiente, con alguien que no diga que quiere fregar a Eduardo Montealegre porque me está haciendo daño políticamente", precisó el político.

Según Montealegre, es un juicio "político" promovido por el FSLN, al que acusó de ser responsable de la quiebra de uno de los bancos que fueron intervenidos en esa época por operaciones fraudulentas, el Interbank. Asimismo, el diputado cuestionó a la Fiscalía por no llevar a juicio a ex directivos de Interbank que militan en el partido sandinista, entre los que mencionó al actual "canciller, Samuel Santos".

Las 39 personas están acusadas desde julio de 2008 por la emisión de los Cenis, un escándalo que tiene su origen en la entrega de estos instrumentos de deuda durante el Gobierno del presidente Arnoldo Alemán (1997-2002) y que supuso para el Estado una deuda de 492 millones de dólares.

Entre los imputados se encuentran el ex presidente del Banco Central, Mario Alonso, el ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Esteban Duquestrada, el ex gerente del Banco Central, Mario Flores, y los ex superintendentes de Bancos Noel Sacasa Cruz y Alfonso Llanes. Por su parte, Noel Ramírez, Gilberto Cuadra y Silvio Conrado, expresaron ayer en los juzgados que el proceso de los Cenis se hizo "por la vía legal y en conveniencia para los nicaragüenses".

Los bonos fueron emitidos entre 2000 y 2002 para salvar al sistema financiero de un pánico suscitado por la quiebra de cinco entidades bancarias. Según la investigación y un dictamen de una comisión especial de la Asamblea Nacional, los acusados se beneficiaron de las carteras y activos de los bancos quebrados. Algunos sectores de la oposición consideran que el caso es reactivado por el Gobierno para desviar la atención de los problemas nacionales.