•  |
  •  |
  • END

El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, magistrado Rafael Solís, aseguró ayer que la audiencia de los Cenis realizada el lunes pasado en los juzgados capitalinos fue corta, pero necesaria para evitar posibles nulidades en el proceso más adelante.

“Legalmente tenía que hacerse, aunque fuera una miniaudiencia, que fue lo que hubo, y (permitió que) se enviara todo a la Asamblea Nacional, porque de lo contrario, hubieran alegado que no se convocó a audiencia y se mandaron los papeles sin haber realizado lo que establece el Código Procesal Penal”, expresó Solís.

Dijo que el juez Julio César Arias actuó apegado a estricto derecho. “Ahora le toca a las bancadas decidir sobre el desafuero. La bancada sandinista hará un esfuerzo para lograr los votos porque el perjudicado fue el Estado, pero veo difícil que este juicio sea antes de agosto”, dijo el magistrado.

Añadió que hay que procurar que el juicio sea lo más público posible, para quitar esos prejuicios de que es político o que no se va a actuar con justicia.