•   CAMPO CARABOBO, VENEZUELA  |
  •  |
  •  |
  • END

Los presidentes Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua) y Hugo Chávez (Venezuela), recibieron este miércoles a su par de Ecuador, Rafael Correa, cuyo país se adhiere formalmente al ALBA, y ratificaron la voluntad de reforzar la unión política de sus países.

“Queremos la integración, queremos la unión”, dijo Correa al llegar a Maracay, al oeste de Caracas.

El presidente ecuatoriano resaltó que la Alternativa Bolivariana para Nuestra América, ALBA, sirve para tener una sola voz en los foros internacionales y citó como ejemplo la decisión de la Organización de Estados Americanos, OEA, que a principios de junio anuló la resolución de 1962 con la cual Cuba estaba suspendida de ese organismo.

“Sólo esa ventaja, tener un grupo de países decididos a defender los intereses de la región con energía, a construir un nuevo orden económico mundial, es suficiente para Ecuador”, dijo el mandatario.

Contraparte del ALCA

Ecuador había participado hasta ahora como observador en el ALBA, un grupo creado en 2004 por Cuba y Venezuela para contrarrestar el Área de Libre Comercio para las Américas, ALCA.

Al ALBA se han sumado hasta ahora Bolivia, Nicaragua, Honduras y Dominica. En esta sexta cumbre deben adherirse además Ecuador, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda.

“Éste ha sido uno de lo espacios más agresivos y con más voluntad, con mayor celeridad de construir una América unida. No podemos ir al ritmo del más lento, de aquellos que no quieren integración, sino de aquellos que sí quieren, porque Ecuador quiere la integración latinoamericana”, insistió Correa.

La prédica de la solidaridad

En tanto, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró que esta cumbre debe reforzar la construcción “de un nuevo espacio económico, político y social, que establezca realmente un modelo alternativo sostenible frente al capitalismo salvaje”.

“Se trata de un nuevo espacio de valores, de justicia, solidaridad y complementariedad en el que el mercado ya no es instrumento de la ley de la selva, sino que prevalece la justicia en los intercambios de nuestros pueblos”, dijo Ortega.

Tanto Chávez como sus invitados Ortega, Morales y Correa propugnan el “socialismo del siglo XXI”, con mayor control estatal sobre la economía y una prédica de intercambios comerciales internacionales “solidarios”.

Están ausentes en este encuentro el presidente Raúl Castro, de Cuba, representado por el vicepresidente primero del Consejo de Estado y del Gobierno, José Ramón Machado; y Manuel Zelaya, de Honduras, cuya delegación dirige la canciller Patricia Rodas.

ALBA tropas también

Antes de la instalación formal de su cumbre, los presidentes presenciaron este miércoles un desfile militar en el Campo Carabobo, que conmemora el 188 aniversario de la Batalla de Carabobo, con la que se selló la independencia de Venezuela.

En el acto desfilaron militares de Cuba, Honduras, Nicaragua y Bolivia, junto con unos 5,200 integrantes de la Fuerza Armada venezolana.

La cumbre terminó al anochecer, cuando Morales y Correa viajaron a Nueva York, donde participarán hoy en la cumbre de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la crisis global.