Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

El cierre de la Radio La Ley y la ocupación de sus equipos serán denunciados ante la Relatoría sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

Esto lo señala el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que en un comunicado de prensa condenó la acción que se une a la destrucción de Radio Darío, por parte de simpatizantes del partido de gobierno el 18 de noviembre del año pasado.

“Se está creando un patrón de conducta del gobierno actual y consideramos esta acción como un ataque a la libertad de expresión que a su vez violenta los derechos constitucionales de Santiago Aburto, propietario de Radio La Ley, de los radioescuchas y de la población en general, ya que la libertad de expresión es un pilar fundamental en la construcción de la democracia de cualquier país”.

Instrumentos no se decomisan

El Cenidh recuerda que el artículo 68 de la Constitución de la República establece que “los medios de comunicación públicos, corporativos y privados, no podrán ser objeto de censura previa. En ningún caso podrán decomisarse, como instrumento o cuerpo del delito la imprenta o sus accesorios, ni cualquier otro medio o equipo destinado a la difusión del pensamiento”.

“El Cenidh considera que si en la administración de esta radioemisora existiera alguna alteración, deben tomarse las medidas en correspondencia a lo establecido en las normativas previstas en la ley que regula esta materia, y no realizar acciones que por sus características violentas constituyen ataques selectivos y represivos contra las voces críticas de la actuación gubernamental”, expresa la nota.

La organización de derechos humanos hizo un llamado a las autoridades correspondientes a resarcir el daño ocasionado a este medio de comunicación y a adoptar las medidas que redunden en el respeto a la libertad de expresión.