•  |
  •  |
  • END

Costa Rica se acomodará a su “propio ritmo” en el Sistema de Integración Centroamericana, SICA, confía el diputado ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén, Francisco Campbell.

“Nosotros creemos que Costa Rica está evolucionando poco a poco en su posición”, expresó Campbell. Este lunes ese país asumirá la presidencia pro témpore del SICA, a pesar de que durante la presidencia que le correspondió a Nicaragua se mostró renuente a integrarse.

A criterio del legislador, Costa Rica en su “oportunidad va a valorar la efectiva presencia y participación en la integración centroamericana”.

El mes pasado el presidente Costa Rica, Óscar Arias, en declaraciones a los periodistas justificó su ausencia en las reuniones del SICA argumentando que “no son buenas”.

Debido a esta posición y al conflicto interno que recientemente atravesó Guatemala, el vicecanciller Manuel Coronel Kautz dijo que sería mejor entregar la presidencia pro témpore a Guatemala. Recientemente el gobierno accedió a entregar, como está previamente establecido, la presidencia del órgano regional a Costa Rica.

La posición de Costa Rica deja entrever, sostiene Campbell, que “hay dos visiones que han estado conviviendo de una manera incómoda durante estos años”.

“Integración no funciona”

Sin embargo, el diputado parlacénico Eliseo Núñez Morales considera que la integración no funciona y que hay que escudriñar sobre las verdaderas intenciones de Costa Rica respecto de la integración.

“(Las críticas de Costa Rica) lejos de ser búsqueda de solución, parecen ser motivo para sacar algún tipo de ventaja por encima de los demás países”, dice Núñez Morales.

Ahora, Arias y Martinelli

“La experiencia mía en esas reuniones es que no son buenas reuniones, las agendas no son hechas para (tratar) los principales problemas que enfrentan los países centroamericanos, y casi siempre se aprovechan para escuchar informes de los organismos regionales, informes a los cuales muy poca gente les pone atención y que no dicen mucho”, dijo Arias, quien ahora cuenta también con el apoyo del presidente electo de Panamá, Martín Martinelli.

Martinelli calificó al Parlacén como “un organismo inoperante y costoso”, pero el diputado Campbell asegura que en el camino el mandatario electo de Panamá “cambiará de opinión”.