Ary Pantoja
  • |
  • |
  • END

Los miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional condenaron ayer el golpe de Estado efectuado en contra del Presidente Constitucional de la República, José Manuel Zelaya Rosales.

A través de una declaración, la directiva del Poder Legislativo decidió “reclamar el respeto a la constitucionalidad de ese país, restituyendo al Presidente Zelaya en el cargo para el que fue electo y demandar respeto a la integridad física y la libertad de la cancillera de Honduras, Patricia Rodas”, se lee en el documento, sin embargo, Rodas ya se encuentra en libertad y arribó ayer a Nicaragua junto al presidente de México Felipe Calderón.

Los directivos del Parlamento “respaldan la condena unánime que del golpe de Estado han hecho el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA; los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de América, ALBA; el Sistema de Integración Centroamericana, SICA, el Grupo de Río, el gobierno de los Estados Unidos, la Unión Europea y diversos mandatarios de Latinoamérica y Europa”.

Los miembros de la Junta Directiva llamaron a la “búsqueda del camino del diálogo, al entendimiento, promoviendo el respeto a la legalidad y a la democracia en Honduras”.

UE dispuesta a apoyar

Por otra parte, la Unión Europea, a través de su Comisaria de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, se mostró anuente a coadyuvar a la solución de la crisis hondureña a través del diálogo entre las partes.

“Lamento los recientes acontecimientos que han tenido lugar en Honduras. La Comisión Europea concede la mayor importancia al respeto al estado de derecho, a la democracia y a las instituciones democráticamente elegidas. Por ello instamos a todas las partes involucradas a resolver sus diferencias de manera pacífica, con total respeto al marco legal del país, y a entablar rápidamente el diálogo, en interés de la paz y estabilidad en Honduras”, se lee en un comunicado emitido por Ferrero-Waldner.