• |
  • |
  • END

Los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra; de Cuba, Raúl Castro Ruz; de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías; de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa; así como los representantes de San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas; y Antigua y Barbudas, todos miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA, condenaron ayer a través de una proclama, el golpe de Estado contra el Presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales.

En un documento firmado en Managua, los representantes del ALBA demandaron la restitución inmediata del mandatario hondureño, al tiempo que desconocieron al nuevo gobierno encabezado por “el presidente de facto”, Roberto Micheletti, elegido y juramentado la tarde del domingo por el Congreso de Honduras.

Ante la situación en Honduras, “los países miembros del ALBA hemos decidido retirar nuestros embajadores y dejar a su mínima expresión nuestra representación diplomática en Tegucigalpa, hasta tanto el gobierno legítimo del presidente Manuel Zelaya, sea restituido en sus funciones”, se lee en parte del documento aprobado ayer.

No reconocerán a golpistas

Los gobiernos del ALBA dejaron claro que no reconocerán a ningún representante diplomático “del gobierno golpista”. “Reconocemos como únicos representantes diplomáticos de Honduras en nuestros países, al personal designado por el presidente Zelaya; bajo ningún concepto acreditaremos personal designado por los usurpadores”, se lee en la Proclama.

Por otra parte, los presidentes del ALBA “instamos a los distintos sistemas de integración del Continente como Unasur, SICA, Caricom, Grupo de Río, ONU y OEA, a proceder de igual forma ante los agresores del pueblo hondureño”.

En el punto tres de la proclama, los países del ALBA, llaman al pueblo hondureño a sublevarse contra el gobierno del presidente Roberto Micheletti.

“Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que la Constitución y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. El pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional”, señalan los presidentes del ALBA.

Advertencia

Los miembros del ALBA advirtieron “a quienes dirigen el golpe de Estado, que les será imposible imponerse y burlar la justicia internacional a la que tarde o temprano serán sometidos”. Además, hacen un llamado a “los oficiales y soldados de las fuerzas armadas de Honduras a que rectifiquen y pongan sus armas al servicio del pueblo y de su comandante general, el presidente José Manuel Zelaya Rosales”.

También señalan que “el único camino que le queda a los golpistas es deponer su actitud y garantizar de manera inmediata, segura e incondicional, el retorno del presidente José Manuel Zelaya Rosales a sus funciones constitucionales”.