• |
  • |
  • END

Conforme al artículo 150 de la Constitución Política, los diputados de la Asamblea Nacional deberían establecer el quórum de ley para sesionar el próximo diez de enero y recibir el informe anual del presidente de la República, Daniel Ortega; de lo contrario, cualquier sesión con menos de 47 diputados sería ilegal.

Diputados del denominado Bloque contra la dictadura, cuestionaron ayer la legalidad del informe que el presidente Ortega pretende leer en la Plaza de la Revolución durante un acto público y no asistir a la Asamblea Nacional conforme a la Constitución.

El primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, sostiene que si Ortega no llega al recinto legislativo incurrirá en una violación a la Constitución Política, cuyo artículo 150, numeral 15, establece como una de las atribuciones del Presidente: “Presentar a la Asamblea Nacional, personalmente o por medio del vicepresidente, el informe anual y otros informes y mensajes especiales”.

No pero sí
Sin embargo, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez considera que el mandatario no necesita asistir a la Asamblea Nacional y que no incurre en ninguna ilegalidad al brindar su informe a la nación desde una plaza pública.

El numeral 15 del artículo 150 no establece taxativamente que el presidente debe asistir al recinto legislativo, sólo indica que debe rendir su informe “a la Asamblea Nacional”. El quórum en la Asamblea Nacional lo constituye un mínimo de 47 diputados, por lo que si el presidente asiste a la sede del Parlamento, pero sólo llegan los 38 diputados del Frente Sandinista, no existiría quórum y por ende la Asamblea Nacional no se constituiría oficialmente.

Algo similar ocurrió con la sesión de clausura del pasado 15 de diciembre, cuando en realidad no existió el quórum de ley para sesionar y cerrar oficialmente la legislatura del año 2007. En su momento, en su calidad de primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro señaló que para la sesión de clausura no se necesitaba quórum.

Opositores no asistirán
Los 52 diputados del bloque opositor acordaron asistir a la sesión de instalación de la legislatura 2008 el próximo nueve de enero, no así a la sesión del informe presidencial. Según el acuerdo, los diputados llegarán al recinto parlamentario, pero no al hemiciclo de sesiones.

El diputado y presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre, insistió en que si Ortega no asiste el recinto, el informe no será oficial y violará la Constitución; sin embargo, al no establecerse el quórum de ley para sesionar y ante la inasistencia de la oposición, la sesión y el informe tampoco existirán legalmente.